Escocia es mucho más que whisky, faldas de cuadros, castillos y gaitas. Y es que uno de sus míticos habitantes se ha llevado en más de una ocasión, la atención del mundo entero, incluso teniendo su aparición en los Simpson. Y no, no nos referimos a Willy, sino a Nessie, conocido por ser el monstruo habitante del Lago Ness.

Los más escépticos están convencidos de que se trata de algo así como una de las campañas de márketing más viejas del mundo, para atraer a los turistas, pero son muchos los que creen realmente en su existencia, y algunos incluso dicen haberlo visto con sus propios ojos.

Aunque todas las imágenes que se han publicado son confusas, borrosas, y sí; posiblemente editadas, un gran número de personas sigue creyendo que estas son pruebas válidas de su existencia.

Sobre el mito del monstruo del Lago Ness, existen varias teorías: la primera, que todo es mentira y un timo para turistas. La segunda, que podría tratarse de una especie de plesosaurio que sobrevivió a la extinción masiva de los dinosaurios. La tercera, que no es otra cosa que una mutación extraña de un pez, concretamente un esturión; y la cuarta, que es una especie aún por conocer de pez gigante.

Pero no ha sido hasta ahora que el profesor Neil Gemmel, haciendo mano de lo que parece el guion de una interesantísima película de finales de los ochenta sobre este tema, se ha decidido a probar las diferentes teorías que hablan sobre Nessie.

Gemmel, que viene de la universidad de Otago, en Nueva Zelanda, envió a diversos laboratorios de Nueva Zelanda, Australia, Dinamarca y Francia todas las pruebas y muestras de material genético que pudo encontrar en el lago, como escamas, piel, pelo, heces y huesos.

Y los resultados fueron totalmente sorprendentes.

Gemmell, desde su posición como experto en biología evolucionista, explica que «las pruebas hechas apuntan a que al menos se pueden descartar tres de las cuatro teorías populares sobre Nessie. Es un hecho de que existe un animal no identificado, pero que no se trata de un dinosaurio, ni tampoco de un esturión.»

Por ahora, hay evidencias que comienzan a resaltar la teoría de la especie de pez desconocida y gigante, pero todo quedará a la espera de que acabe la investigación y el profesor saque las conclusiones finales.

¿Se revelará por fin la verdad sobre el mito del Lago Ness al mundo?

¿Se podría hacer lo mismo con Buchito, el monstruo del Guadalquivir?

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La guía del varón