Vivimos en un mundo que funciona de una forma un poco extraña. Hemos acordado que hay una serie de dibujos y palabras con una fuente específica que hacen que una camiseta pueda costar más que un electrodoméstico medio.

Que una barra de labios salga más cara que un vestido. O que un perfume cueste lo mismo que un móvil.

Y todo por un nombre, un dibujo, una firma, de una persona que en la mayoría de los casos ni siquiera sigue llevando la empresa y la marca, sino que se ha heredado o sucedido en la cadena empresarial.

Al final de todo, si lo piensas por un momento, la originalidad dentro de la marca escasea, y aun así hay otras empresas que se empeñan en «plagiar» a estas marcas. Y sí, lo ponemos entre comillas porque no dan una. Pero la cuestión es que sin querer, acaban haciendo algo que, al menos en mi opinión, acaba valiendo mucho más.

1«Esa cosa de leones».

Mufasa no murió, se transformó en el primo comunista de Chewie.

2Los Lavadores: El lavado del infinito.

Estos sí que son inevitables y geniales. GENIOS DEL MARKETING OIGA.

3Perfecta para jugar al Poquémon.

Hay que reconocerles que les salió más inclusivo.

4¿Era necesario que lo copiasen tan descaradamente?

Lo único que cambia es que por paquete van 2 en lugar de 4 galletas.

5La voz del amigo y vecino Spiderman.

Esto del multiverso se les fue de las manos.

6Este cartel tiene demasiadas lecturas

Y ninguna es buena.




7Cerdos capitalistas.

Cerdetes con estilo; eso sí, aunque sea para ir a pescar.

8Ahí, motivando.

«Nada es posible».

9Vale, este está bien hilado.

Esta gente ha reinventado el arte del plagio.

10Un nuevo Mr Crocket.

Esto debe ser más o menos como se imaginan los padres que son los dibujos en general, porque siempre los acaban mezclando mentalmente como les da la gana.

11Binbows Pista:

De Michaelsoft. TOP.




12Los niños judíos también tienen derecho a jugar.

Literalmente pone campo de concentración.

13Aquello.

Te hará levitar, o algo así.

14Cuando no tienes dinero.

Pero sí una pistola de silicona.

15«-Vaya, me ha dado un deja vu al entrar.»

«Sí, creo que yo también he estado aquí antes, ¿no es extraño?»

16Estos son inocentes.

No fue un plagio, simplemente no caían en el nombre del tipo.

17«Mi pequeño y atemorizado pony»




No, no quieren irse con tus hijos, no se los regales. Parece que se hubieran escapado de Toy Story.

18Las zapas de Steve Rogers.

Sin duda, el culo de América.

19Vale, estos sí que son originales.

Un estilo mundo al revés. Tomad mi dinero.

20Ahora entiendo muchas cosas.

¿Así es como se imaginan que funciona?

21¿A qué huele Internet?




Algo me dice que con este perfume tardaremos bastante en saberlo.




¿Qué te ha parecido esta galería? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La guia del varón