Internet es un mundo que, aunque se esfuerce en no hacerlo, siempre consigue sorprendernos de una forma u otra. Cuando ya piensas que lo has visto todo, va y te encuentras que a la gente le ha dado por bajarse de un coche en marcha y ponerse a bailar al lado del mismo… ¿qué dice eso de nosotros? ¿En qué clase de seres nos hemos convertido? Lo cierto es que quedan muchos años de estudio para saberlo.

De momento, lo único que nos queda es poder disfrutar un poco de estas cosas desde la seguridad de nuestras pantallas… ¿que puede que esto nos lleve a la extinción de nuestra especie? Bueno, eso son solo detalles nimios.

Y es que precisamente de eso venimos a hablar hoy: de los retos virales absurdos que nacen y mueren en Internet. Recientemente veíamos el Kola Challenge, el Pause Challenge o el reto de la ballena… y, ahora, la cosa ha pasado a otro nivel (aunque lo de la ballena ya era bastante grave).

Ahora, de algún rincón oscuro de Internet, ha surgido un nuevo reto al que, los usuarios, ya han bautizado como el Vacuum Challenge… que, para el resto de los mortales, puede ser traducido como ‘El Reto de la aspiradora’.

Y lo cierto es que este nuevo juego no engaña: consiste en que la gente se mete en una bolsa de basura gigante y luego introduce el tubo de la aspiradora por un lateral, intentando que todo quede bien cerrado. La cuestión es que la persona debe quedar ‘envasada al vacío’.

Eso sí: la cabeza tiene que quedar fuera de la bolsa si no quieres morir en el acto… pero es que hay gente para todo. Ya se han dado muchos casos de personas que han querido hacer el reto completamente metidos dentro de la bolsa… con fatales consecuencias.

Puede que no te pase nada y que salgas ileso de semejante acto de estupidez. Pero también puede que mueras de una forma agónica. ¿Selección natural? Yo prefiero, simplemente, ‘estupidez supina’. Lo peor de todo es que la mayoría de veces, el reto lo hacen niños pequeños alentados por sus padres.

El origen de este reto se encuentra en el Tik Tok de @skiiinyboiii y, de ahí, se ha extendido por todo Internet, poniendo un pie en cada una de las redes sociales que existen. Este primer usuario se grabó practicándolo y quedó atrapado en la bolsa hasta que sus padres acudieron a rescatarlo. Ese fue el momento de origen y, desde entonces, la mayoría de la gente lo realiza con alguien más para que, en caso de necesitar ayuda, puedan ser socorridos.

Puede que esta práctica parezca algo de lo más inofensivo… pero no lo es y, de hecho, podría derivar en una hipoxia cerebral, un reducido suministro de oxígeno al cerebro, en una caída accidental o en posibles lesiones más leves en varias partes del cuerpo.

Lo cierto es que estos retos son cada vez más complicados y peligrosos. Puede que, este en concreto, no sea el peor. Pero ¿hasta dónde llegaremos por este camino? ¿Qué será lo próximo? ¿Meter la cabeza en el microondas y encenderlo? (sabemos que no pasaría nada porque no se encendería, pero ya nos entendéis).

A vosotros, ¿qué os ha parecido este nuevo reto? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).