Cortarse el pelo siempre es un momento complicado. Por lo general, este crece muy lento y si, a la hora de cortarlo, la liamos más de la cuenta (o, para ser más exactos, la lía nuestro peluquero), tendremos que esperar meses (y hasta años), para volver a tener una oportunidad de tener el peinado que queremos realmente.

Es por eso que, hacerse un corte muy radical, tiene tanto peligro. No se trata de una tontería cualquiera y puede condicionar nuestro aspecto durante muchísimo tiempo… pero, a las protagonistas de nuestras fotos de hoy, eso no importa. Lo cierto es que ellas pasan de todas esas convenciones estéticas y decidieron pasar de tener una larga melena… a un pelo tremendamente corto (en algunos casos más que en otros, claro).

1Menos naranja…

Y menos pelo. Es impresionante como, con tan solo unas tijeras, puedes pasar a ser una persona completamente diferente (y menos colorida, eso sí).

2¿No se parece un poco a Jennifer Lawrence?

Lo cierto es que, dejando eso de lado, el corte de pelo que se ha pegado no es normal. ¡Parece una persona completamente diferente!

3¿Qué era lo siguiente?

Pues, directamente, raparse la cabeza.

4Aquí la transformación es todavía más compleja

No se trata solo de que se ha dejado casi todo el pelo por el camino; además, ha conseguido un brutal parecido a la modelo Laura Escanes… ¿no os lo parece?

5Hasta la textura

Aquí no sabemos si se ha cortado el pelo o, simplemente, con los rizos, simplemente, se le ha encogido todo.

6Con el corte…

Le ha llegado también una sonrisa. ¿Qué más se puede pedir?

7Cortarse el pelo ha tenido un precio:

También ha perdido el séptum… Nada sale gratis.

8El mismo caso de antes:

Se pierde pelo, pero se gana una sonrisa.

9Esta ya tenía la sonrisa de fábrica

Pero hay que decir que con ese pelo corto es bastante más cómodo trabajar.

10Solo podía ganar

Lo cierto es que el peinado que tenía antes no era demasiado bonito y, ahora, se ve muchísimo mejor.

11Se ha cortado el pelo con un bol

Eso es algo que nadie podrá negar. Pero lo cierto es que se ve mucho más fresquita así.

12Me recuerda a la protagonista de alguna película…

No sé cuál exactamente, pero lo cierto es que me suena muchísimo… cosas de pasar tantas horas en Internet.

13Lo del pelo está muy bien

Pero yo me quedo con las gafas… ¡son buenísimas!

14Medidas drásticas

Dejarse crecer el pelo durante cinco años para, en diez minutos, rapárselo por completo como la sargento O’Niell.

15El peinado muy guay, sí

Pero yo lo que quiero saber es cómo es posible que tenga los dientes tan, pero que tan blancos.

16Es el anti-pato

Normalmente, la gente saca los morritos para hacer la típica ‘pose de pato’… pero este es el caso completamente inverso.

17Dejad de lado el pelo:

Lo verdaderamente impresionante son esos ojos.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos cambios? ¿Sois más de pelo corto o de pelo largo? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).