Sacarse una buena foto no es tarea fácil. La mayoría de nosotros nos damos cuenta de ello cuando tenemos que renovarnos la foto de perfil de las redes sociales. ¿Por qué siempre parece que nos hayan dado las largas de frente? Eso es porque no seguís nuestros consejos… pero ahora os los dejamos de nuevo (que no sea por nosotros, claro):

1Los ojos

El tema de no tener los ojos (o el ojo) cerrados en cada una de las fotos que nos hacen es algo bastante importante. El truco para no parpadear es que, justo antes de que nos tomen la foto, debemos abrir los ojos lentamente y mantenerlos cerrados o ligeramente cerrados antes.

2La postura lo es todo

Hay una frase que se dice mucho y que causa terror: la cámara engorda. Aquí hay un truco muy claro y efectivo: girar un poco el torso y enfocar con uno de los hombros a la cámara. Nos quedará una figura mucho más estilizada. Probadlo.

3El ángulo de la cara

Lo de ocultar la papada puede ser un auténtico sufrimiento. El truco más utilizado en este caso es el de estirar el cuello lo máximo posible e inclinar un poco la barbilla hacia adelante. También es conveniente que el fotógrafo nos enfoque desde un poco más arriba de nuestra altura.

4La bonita puesta de sol

Hay una hora del día que es la clave para sacarse fotos: el atardecer. No hay foto fea hecha con una puesta de sol de fondo. Lo cierto es que, a esa hora, el sol arroja menos sombra y, por lo tanto, los colores y las texturas se verán más lisas (y eso siempre es positivo).

5Las expresiones son fundamentales

Una bonita sonrisa es muy importante a la hora de darle algo de alegría a la foto. Un truco a la hora de sonreír es pegar la lengua a la parte de atrás de los dientes. También puedes mirar un poco por encima de la lente, no mires fijamente al objetivo. Intenta no forzar demasiado la sonrisa, que se nota.

6Practica

Debes encontrar tu ‘mejor perfil’. Lo importante es ver desde cuál te ves mejor sonriendo, ya que sino saldrás demasiado serio. Practícalo bastante y, al final, lo tendrás muy por la mano.

7Cuida tu vestimenta

Lo mejor es dar con colores que te sienten bien. Los patrones muy locos hacen que la imagen quede confusa y todo lo que sean rayas o cuadrados… es mejor evitarlo, pueden crear efectos visuales extraños.

8No descuides el fondo

Mira bien qué es lo que tienes a tu alrededor. Lo mejor es encontrar fondos limpios, que no distraigan la mirada de ti. Pero también han de ser lo suficientemente complejos como para que aporten algo a la composición.

9Los accesorios

No dejas las manos muertas a los lados del cuerpo, intenta hacer algo siempre con ellas. Colocar las manos en una foto puede ser complicado. Si sujetas algo, puede que consigas disimular.

10Iluminación interior

Utilizar el flash directo de la cámara es de las peores cosas que puedes hacer si no quieres quedar como un fantasma. Lo mejor es que el flash rebote en alguna pared y que la luz que nos dé sea indirecta y no en mucha intensidad.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos consejos? ¿Os han resultado útiles? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).