Si las relaciones humanas ya son complicadas de por sí, las de pareja ya ni os contamos. Que si una palabra fuera de contexto se malinterpreta, que las emociones están a flor de piel, celos espontáneos, que si no contestas un WhatsApp ya es que se ha olvidado de ti… Pero si todo esto se pone encima de la mesa y se habla, estos pequeños roces desaparecen y todo vuelve a su estado normal.

Por eso, es tan importante tener una buena comunicación con tu pareja, para que los dos sepáis en qué punto estáis de la relación y qué quiere cada uno del otro. Pero sabemos que hay veces que sacar algún que otro tema “tabú” del cual no se habla, es motivo de pelea o encontronazo, y por eso, lo evitamos. Pero… ¿es lo más sano para la pareja?

Hoy os traemos 11 preguntas que no deberíamos hacer a nuestras parejas y podrían llevarte a una pelea. Pero que, aunque eso pase, crearás un espacio para hablar sobre la relación que estáis teniendo, y eso, siempre es bueno. ¿Queréis saber cuáles son? ¡Vamos a ello!

1¿Me vas a querer para siempre?

Obviamente no sabemos si vamos a querer para siempre, lo importante es el ahora de nuestra relación. Aun así, al tener una implicación emocional con la otra persona, pensar en no tenerlo con nosotros no da vértigo.

2¿Quién es más guapa…?

Estas son las típicas y tópicas preguntas de comparación. Está claro que siempre habrá personas más y menos guapas que tú. Pero sentirte especial, es parte de la gracia de tener una relación.

3¿Con cuántas personas has estado?

Esta es otra pregunta típica que hacemos a nuestras parejas para saber más sobre su pasado y también sobre su experiencia. Es importante saber qué le gusta al otro, qué ha sacado de cada relación, etc.

4¿Cómo era tu ex?




Esta también es una pregunta un poco incómoda, ya que sacar la ex en según qué momento es difícil de digerir. Pero, aun así, es importante hablar de ello, cualquier duda que tenga el otro siempre está bien aclararlo.

5¿Tu familia se llevaba mejor con tu ex que conmigo?

Estas preguntas que resaltan la inseguridad que llevas dentro, es bastante típica. Y es que, aunque deberíamos dejar a un lado las familias, siempre está bien preguntar si tienes alguna duda al respecto.

6¿De verdad me quieres?

Y es que está es otra pregunta que sale de tu inseguridad en la relación o en ti misma. Pero, aun así, no necesitas que te lo diga constantemente, eso se nota con los actos y la actitud que tiene contigo.




7¿Cómo nos ves dentro de 10 años?

Como siempre, abrazándonos a los acontecimientos. Vive el presente y no pienses en lo que vendrá, nunca lo vas a acertar.

8¿En qué estás pensando?

Cada persona tiene sus propios problemas, y aunque algún día no esté al 100% no tiene que ser porque le pase algo contigo. Pregúntale que le pasa de manera asertiva y sin atosigar.

9¿Quién es la persona que te ha hecho más feliz?

Seguramente, muchas personas la habrán hecho feliz. No te sientas único, ya que lo importante es mostrar el cariño que sientes por tu pareja y dejar de estar pensando en el pasado.




10¿Has sentido algo más fuerte que estando conmigo?

Cada relación es un mundo, e intentar comparar sentimientos es muy complicado. Es importante no compararse con las relaciones anteriores ya que no sacarás nada bueno. Estate seguro de lo que tienes con tu pareja y lo pasado pisado.

11¿Crees que soy guapa?

Meeeec, error. Otra pregunta trampa que te pone tu inseguridad. Que tu autoestima no esté a manos de nadie, sino de ti mismo.




¿Que os han parecido estás preguntas trampa? Cuéntanoslo todo en los comentarios.




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).