La noticia del momento ahora mismo es más que evidente. El caso de la denuncia a Neymar no deja de dar que hablar y parece que la bola se hace cada vez más grande.

Para poneros en situación os hacemos un resumen a modo de línea temporal. El pasado 15 de mayo el futbolista tuvo un encuentro con una modelo en un hotel de París, donde presuntamente se llevó a cabo un delito de violación y agresión hacia la mujer, el cual fue denunciado inmediatamente por ella misma, supuestamente, aportando pruebas de ello.

El 25 del mismo mes se dio un parte médico a la joven que confirmaba la agresión. Posteriormente a este acontecimiento, el futbolista decidió compartir en su cuenta personal de Instagram un vídeo mostrando las conversaciones con la modelo, incluyendo las fotografías que esta le mandaba y cómo planeaban en encuentro en París.

Realmente esta «prueba» aportada por Neymar, simplemente confirmaba un interés previo al encuentro. Pero no demostraba su inocencia frente a la acusación, puesto que se había alegado que el deportista había llegado a la habitación bajo los efectos del alcohol y en actitud agresiva (en la conversación constaba que el futbolista había acudido a un evento antes del hotel, y que a la vuelta él mismo se consideraba ebrio).

Pero en estos días, todo ha ido a más, disparándose los dilemas por todos lados. En primer lugar, se ha filtrado la identidad de la modelo,  Najila Trindade Mendes de Souza, de 26 años y madre de un pequeño de 5, fruto de un matrimonio que ya no mantiene.

El niño, según ha testificado su padre, está sufriendo acoso en su centro escolar por la difusión de todos los eventos acontecidos, además de las imágenes íntimas de su madre.

El padre, por su parte ha apoyado a su exmujer, y ha aclarado que el origen de los tres miembros implicados en la familia son humildes, y que deben seguir así, sin convertirse en noticia porque un famoso los mencione.

Pero la última actualización ha sido la que ha hecho que todos los medios exploten, y es que se ha filtrado el supuesto vídeo que la modelo presentó como prueba a las autoridades.

Uno de los primeros en reaccionar en público al vídeo ha sido el padre de Neymar, quien se ha apresurado a comentar:

«Creo que no tengo que defender a mi hijo en nada. Las imágenes hablan por sí solas y queda claro que ese es un vídeo que está forzado. Ese vídeo sólo va a probar que Neymar fue agredido. Ella provoca una agresión para que él responda, pero él se da cuenta de que todo lo que estaba sucediendo era un montaje»

Definitivamente hay muchos elementos extraños en la grabación, como la clara intencionalidad de la modelo al colocar una cámara para grabarlo todo, así como los golpes que ella misma le propina al jugador. Actualmente se está tratando de conseguir el vídeo completo, pero nosotros les dejamos con la filtración para que saquen sus propias conclusiones.

¿Qué piensas que ha pasado realmente? ¿Cómo crees que se debería estar tratando este conflicto por parte de todos los implicados? Cuéntanos tu versión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Marca