Con el calor empiezan a llegar para muchos los apuros de tener «un cuerpo 10», pero los medios, las promesas de dietas milagrosas, de productos mágicos y de tonterías que cualquiera creería en estado de pánico nos hace olvidar que la pérdida de peso y el ponerse en forma es un proceso realmente lento, que exige tiempo y paciencia.

Es por eso que nosotros os animamos si os habéis propuesto poneros en forma, pero os aconsejamos que seáis consecuentes con vuestra decisión y lo hagáis de forma saludable.

Para ello, hemos decidido compartir con ustedes algunas historias de cambios sorprendentes, para ver si os motiva, y para que veáis que el tiempo invertido merece la pena.

1Un gran cambio: de 115 kg pasó a 82 kg en un año y tres meses.

“Empecé a contar calorías, a controlar meticulosamente todo lo que entra en mi boca y hacer deporte regularmente”.

2Una merecida recompensa.

Uno de los mejores consejos para adelgazar es que no te autorrecompenses con comida. Este chico decidió regalarse a sí mismo un traje si conseguía su objetivo.

3De 98kg a 52kg.

Parecen dos personas completamente distintas, ahora tiene mucha más confianza en sí misma.

4De 163 a 62 en dos años y medio.

Le tomó su tiempo, pero sin duda le mereció la pena. Parte del sentido que le da la espera es que luego ya no se vuelve atrás.

5Por dejar de usar el coche y comer bien.

Este joven vendió su coche y compró una bicicleta con la que se hacía 10km al día.

6Deporte y control.

Aprendió a controlar la cantidad de calorías que consumía diariamente en relación al ejercicio que hacía.





734 kilos menos en 17 meses

“El mejor consejo que me dieron: ’Siéntete cómodo en lo incómodo’. Sé que este lema no suena muy inspirador, pero me ayudó a prepararme psicológicamente para los cambios. Es un maratón, no un sprint. Incluso pequeños cambios en el estilo de vida tienen mucho sentido”.

8Incluso su cara se ve distinta.

9

Esta chica se mantuvo en la dieta Keto y le funcionó a la perfección.

1019 kilos menos.

El proceso es largo pero los cambios son notables durante éste.

11Su peso a la mitad, en dos años.

Uno de los cambios más alucinantes de la lista. Impresionaría a cualquiera.

12Todo va por partes.

Para bajar de peso, al principio sólo controlaba las porciones de todo lo que comía, pero con el tiempo fue aficionándose a una vida más sana y al ejercicio.

13De 117 a 83 kg.

Había pasado más de 5 años intentando perder peso, y finalmente consiguió empezar a ver resultados luego de llevar una dieta keto.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir