Dormir con tu pareja puede decir muchas más cosas de la relación que muchos otros aspectos de vuestra vida en común. ¿Discutís de vez en cuando? ¿Veis series después de cenar? ¿Cómo lleváis las labores del hogar? Estos aspectos son relevantes, sí. Pero es que hay muchos otros aspectos a tener en cuenta y hoy nos centraremos en uno muy concreto: la forma en la que dormís juntos en la cama; la forma en la que os colocáis al dormir.

1La cuchara

Las cucharas no solo sirven para comer sopa o un buen helado de vainilla con galletas de chocolate. La cuchara nos sirve también para, por ejemplo, pasar una agradable noche enganchados a nuestra pareja… siempre y cuando queramos dormir con un montón de pelo en la cara y estemos dispuestos a perder un brazo.

Lo que sí que es verdad es que este tipo de posición indica que somos una pareja tierna y dulce… pero que, en su interior, esconde muchos secretos. En lo que a nivel íntimo se refiere, puede que seáis una pareja muy activa y salvaje. Lo cierto es que es una postura indicativa de una relación bastante ‘equilibrada’ en la mayoría de los aspectos.

2Osos amorosos

Aquí lo que destaca es que uno de los dos pone su cabeza en el pecho de la otra persona, cerca del corazón. Esto indica que sois una pareja muy cariñosa y dulce que aún disfruta de los buenos momentos que se generan por el hecho de que la relación no se ha ‘estancado’.

3En el borde

Aquí lo que se puede ver es que uno de los dos de la pareja se aleja, mientras que el otro se acerca, aunque ello suponga dormir al borde de la cama. El significado de esta postura es bastante más literal de lo que podríamos pensar: le estamos diciendo a la otra persona (la que se aleja) ‘siempre me tendrás ahí para lo que necesites’.

4Completamente enredados

Este puede ser uno de los signos más claros de que no podéis estar el uno sin el otro. Lo que expresa nuestro físico es bastante literal: estamos enredados, tanto por fuera como por dentro. Sois dos personas apasionadas y aún se conserva una llama muy intensa entre vosotros. Esta puede ser considerada como una ‘relación de película’.

5Culo con culo

Lejos de lo que pueda parecer, esta posición no indica ‘distancia’. Unirse a través del culo es indicativo de que sois muy buenos amigos y que ello os llevó a tener una relación sentimental. Tenéis mucha confianza y podéis ser vosotros mismos el uno con el otro.

6En lados opuestos de la cama

Hay que estar muy seguro de la relación como para poder tomarse la libertad de dormir cada uno en un extremo de la cama. No os importa sacrificar un momento unidos por motivos como el calor o la comodidad, pero eso no hace que os queráis menos, sino lo contrario: sabéis que os queréis al margen de eso.

7Moviéndoos toda la noche

Este tipo de conductas, a la hora de dormir, indican que, a pesar de haber tenido muchas dificultades a lo largo de vuestra relación, siempre habéis conseguido salir adelante…  lo cierto es que hay que coordinarse muy bien para no pegarse durmiendo así.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas formas de dormir? ¿De qué forma dormís en pareja (si es que dormís en pareja, claro…)?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).