La vida siempre nos tiene preparada alguna sorpresa. Imaginaos que, una buena mañana, salís a hacer la compra en el mercado de vuestra ciudad. Por lo general, esa visita es bastante rutinaria y protocolaria: compras unos cuantos huevos, verdura variada y algo de proteína en forma de alguno de los tipos de carne que hay.

¿Qué puede ocurrir para que esto que, a priori, es aburrido, sea algo especial? Pues que, de la nada, en la zona de los pescados, te topes de frente con que, la pescadera que está descamando una lubina sea vuestra modelo e instagramer favorita.

Lo que ha llevado a Liu Pengpeng a convertirse en la pescadera más hermosa del mundo podría definirse como ‘suerte’. Pero es que la fortuna siempre ha de estar acompañada de algo más para que no se quede en más que una simple anécdota y eso es lo que veremos hoy.

Ella formaba parte de una humilde familia de pescaderos taiwaneses. A sus 26 años, trabajaba como modelo y, un día, tuvo que ir a echarles una mano a sus padres en el negocio familiar porque estos estaban sobrepasados con la cantidad de trabajo que tenían.

Lo que, en principio, iba a convertirse en un día de ‘trabajo normal’, acabó por ser una auténtica locura que ninguno de ellos podría haber predicho. Nadie, absolutamente nadie se esperaba lo que iba a pasar a continuación.

Lo cierto es que la gente no paró de echarle fotos en todo el día. Bromeó con que algunas de las personas que se le acercaron a sacarle fotos le preguntaban cosas como: «¿Venden pescado coreano?», escribía en su perfil de Instagram.

La pescadería de su familia esta situada en un mercado en el condado de Changua, uno de los más transitados de la zona. Ella fue a ayudar a su madre como si nada, de la forma más natural posible, pero no se esperaba la reacción de la gente.

La cuestión es que decenas, por no decir cientos de curiosos, fueron corriendo a sacar fotos y a ver de primera mano a la que no tardaron en bautizar como la ‘pescadera más bella del mundo’… y ya os hemos ido dejando las imágenes para que podáis juzgarlo vosotros mismos.

Las ventas del negocio familiar, ese día, se incrementaron muchísimo ya que, además de sacarle fotos, la gente también quería que Liu les sirviese el pescado. Y es que su fama no se deriva solo de su carrera como modelos, sino también de su fama en Youtube.

La propia Liu confesó para el Daily Mail su sorpresa respecto a lo que había pasado: «Simplemente estoy abrumada por la reacción. Esto es increíble y totalmente inesperado». Aunque reconoce que preferiría que la cantidad de fotos fuese menor y la cantidad de compras mayor.

Ella, en sus redes sociales, puede llegar a acumular más de 3.000 likes en una sola publicación en su perfil de Instagram (@anastasia918) donde, a día de hoy, cuenta con más de 100.000 seguidores de lo más activos.

¿Qué te parece la nombrada pescadera más bella de Taiwán? ¿Crees que está justificado tanto revuelo por una persona que, simplemente, quiere trabajar? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).