Todo niño pequeño sueña en ir a visitar Disney World, ese lugar donde se juntan todas las películas que ves en bucle todas las noches y que incluso sueñas en ser una de esas princesas, príncipes, brujas o con el genio de la lámpara. Ese lugar donde es todo super bonito, limpio y donde te quedarías a vivir con Blancanieves y los 7 enanitos de compañeros de piso.

Todo el mundo piensa que trabajar en Disney es de lo más bonito y divertido, pero la verdad es que no es tan fácil como parece. Todas las princesas y príncipes de las películas, aunque parezca que están siempre felices y simpáticos, en realidad esconden muchas cosas. ¿Queréis saber qué secretos esconden estos personajes? A continuación:

1Las trabajadoras no pueden escoger qué princesa quieren ser

Las que postulan para ser princesas Disney tienen que pasar audiciones muy largas y no siempre acaban trabajando de la princesa que ellas quieren. Son audiciones muy complejas y sólo pueden presentarse una vez al año

2No pueden romper con el personaje

Estas actrices no pueden hablar nada de la vida del exterior. Las someten a duros entrenamientos para que aprendan bien el personaje que van a interpretar. Tienen que moverse, hablar y conocer todo del personaje por si alguien les pregunta algo. Eso hace que la experiencia en Disney sea de lo más mágica.

3Antes de princesas, son animales con máscaras

El entrenamiento no es suficiente para que puedan ser las princesas del parque, sino que primero les hacen ser personajes Disney que tienen máscaras como Mickey, Minie o Pluto. Esto tiene que ser vocacional…

4Se entrenan para firmar autógrafos

Los personajes tienen que someterse a un entrenamiento para firmar los autógrafos para los niños. Las actrices van cambiando, pero si Blancanieves te firma de una forma no puede cambiar, aunque sea una actriz diferente. Tiene que ser siempre exactamente la misma firma

5Pueden ser diferentes personajes

Aunque es difícil conseguir el trabajo, cuando lo consiguen, tienen que ser diferentes personajes. Es complicado ya que tienen que tener bien estudiados todos los personajes y pasar de ser la dulce Blancanieves a la valiente Brave.

6No pueden decir nada en las redes sociales de su nuevo trabajo

Este es un requisito importante. Aunque estén realizando su sueño de ser una princesa Disney, no pueden decir nada en las redes sociales. Es importante para que los niños no vean a las princesas como alguien común, quieren que sean los personajes que ellos ven en las películas.

7Tienen códigos para emergencias

En un lugar como Disney donde los niños están sobreexcitados, es habitual que haya situaciones de emergencias como vómitos o cuestiones urinarias. Para eso, a Disney se le ocurrió tener un código para estas situaciones: las llaman “Código V” y “Código U”

8El trabajo puede ser peligroso

Este trabajo no es para nada idílico: a causa de las extremas temperaturas, éstas sudan todo el día cuando hace mucho calor y se hielan cuando hace frío. Además, se rompen a menudo las rodillas y los brazos. Sin contar con las agresiones de los clientes.

9Sus carreras no son muy largas y es un trabajo mal pagado

Las condiciones de Disney son muy estrictas: tener una sonrisa puesta todo el día y sin poder descansar no es tan fácil. Tienen que aguantar situaciones muy límite como las condiciones meteorológicas y no está demasiado bien pagado. 27 es la edad de jubilación, sin embargo, la mayoría de las actrices de Disney tienen entre 18 y 23 años.

10No tienen seguridad laboral

Hay muchos requisitos que los trabajadores deben cumplir para conservar el trabajo. Por ejemplo, los personajes tienen clickers, ocultos bajo sus disfraces, que están destinados a contar los invitados con los que interactúa una princesa.

Es vital conocer 172 personas por hora, lo que equivale a sólo 30 segundos para cada cliente. Además, cada miembro del reparto debe volver a hacer una audición cada 6 meses para demostrar que aún cumple con todas las expectativas de Disney.

¿Conocías las condiciones laborales de las princesas Disney? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).