En esta vida, vas a ver películas que merecerán la pena, y otras que será una pena haberlas visto, porque podrías haber invertido tu tiempo en algo mejor, como amputarte las piernas.

Pero hay veces que una película no es necesariamente mala, tiene una buena introducción, esa canción pegadiza, una fotografía aceptable, la trama parece que lleva a algún lado… hasta que ocurre, de pronto estás fuera de la película. ¿Y por qué?

Pues porque hay alguien vestido mal. Así, sin más, tan simple como eso.

Quizá ahora mismo te resulte un poco difícil de comprender, pero por eso mismo te hemos traído una serie de ejemplos de ello, y la justificación que dieron las productoras luego de haber escuchado las quejas de crítica y público.

Jumanji.

Solo necesitas echar un vistazo rápido para darte cuenta de qué es lo que falla en la imagen de la nueva de Jumanji. ¿Qué clase de intrépida aventurera se dignaría a vagar por medio de la selva con la tripa al aire y las piernas al descubierto?

Obviamente las quejas no tardaron en aparecer, incluso antes del estreno. Como defensa, la productora hizo alusiones a que la trama justificaba la elección de vestimenta, y técnicamente es así, ya que los personajes son representaciones de los primeros videojuegos de aventuras, en los que los personajes femeninos se veían de esta guisa.

¿Crees que esto justifica realmente la decisión del atuendo?

Batman & Robin.

Para la película de Batman & Robin, se decidió que el traje de Batman iba a estar especialmente inspirado en los torsos de las esculturas griegas, debido a su perfección y detalle. ¿El problema? Que la silueta de los pezones desvía totalmente la vista en cada escena, volviéndolo todo ligeramente incómodo.

Wonder Woman

No os contamos nada nuevo si os decimos que Gal Gadot ha sido el objetivo de muchas críticas por su papel como Wonder Woman, y es que su físico tiene poco que ver con el del personaje (realmente hay una gran diferencia de masa muscular), pero no venimos a hablar de eso, sino que todo esto viene de un problema con los zapatos.




El público no perdona y sabe que el diablo está en los detalles, y uno de los detalles era que esta señora se pega una película de carreras, patadas y montar a caballo, todo con tacones de cuña… ¿Un poco difícil, no?

Brave.

Estamos todos de acuerdo en que el diseño original de Mérida es una genialidad y que es perfecto, pero la gran (y horrible) sorpresa llegó cuando menos lo esperábamos.

En el momento en el que la franquicia decidió presentarla en su diseño 2D como una princesa más, ocurrió que la habían adelgazado, maquillado, agrandado los ojos y puesto en un aspecto forzadamente delicado, cuando es obvio que el personaje no es así.

Mérida fue creada, entre otras muchas cosas para romper ese molde de chica Disney delicada. Disney intentó justificar su decisión diciendo que ella se había preparado para una coronación especial, cosa que no tiene sentido, puesto que ella odiaba cualquier tipo de evento formal, y más prepararse para ellos.

Ni p*ta idea tienen.




¿Qué te ha parecido el artículo? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Looper