Vivimos en una sociedad en la que parece que la edad lo sea todo. Cuando pasas una barrera de edad determinada, en muchas ocasiones, las cosas se ponen muy cuesta arriba… pero no por cuestiones de salud, sino por los obstáculos que pone la sociedad al ‘hacerse mayor’.

La edad no debería ser un límite para cumplir nuestros sueños y los protagonistas de nuestra historia de hoy son la prueba de ello. La edad no es un problema… ni siquiera para el mundo de la moda y la agencia OLDUSHKA es la prueba de ello.

Esta iniciativa nació en Rusia y consiste en representar y dar visibilidad a modelos longevos del mundo de la moda que trabajan para las principales marcas de lujo del momento y que, por lo general, se salen de los cánones establecidos.

El objetivo de esta campaña es empoderar a través de la edad a estos modelos y fomentar el hecho de que hay que dejar de lado los prejuicios y los estereotipos que tenemos a la hora de entender qué es la belleza a través del paso de los años.

Esta campaña tuvo sus comienzos en el años 2011, incentivada por el fotógrafo ruso Igor Gavar. La idea surgió cuando empezó a retratar a las personas mayores de su familia y descubrió que, detrás de este acto, había algo que, simbólicamente, podía ser muy relevante.

Así pues, empezó a mostrar la belleza de las personas que se encontraban en las ciudades de Moscú y San Petersburgo. De esta forma, formó un blog donde iba registrando su trabajo y, con el tiempo, nació el proyecto Oldushka, la primera agencia de modelos que representa únicamente a personas mayores de 50 años.

En la actualidad, esta agencia representa a 19 modelos que cubren unos espectros de edad que van desde los 50 hasta los 80 años y cuyas fotos habéis podido ir viendo a lo largo de este artículo. En la actualidad, muchos de estos modelos han llegado hasta a protagonizar portadas de importantes revistas.

El creador de esta iniciativa lo tiene muy claro: “Se dice que los niños son nuestro futuro, pero en realidad no es cierto, los niños nacen y los padres están envejeciendo, por lo tanto, el futuro es de ellos, de los de la tercera edad”.

“Para muchos (de los modelos) tiene un efecto terapéutico, lo que puede aumentar la confianza en sí mismos”, explicaba Gavar en referencia a los beneficios psicológicos de este tipo de dinámicas.

La agencia ha podido participar con sus modelos en desfiles de marcas tan prestigiosas como Vogue, Elle y muchas otras del estilo. El éxito de la agencia lo podéis ver en sus redes sociales, donde van compartiendo todas sus actividades y acciones.

Esto, que comenzó como una forma de dar un golpe encima de la mesa y decir ‘nunca es tarde’ ha acabado siendo una de las agencias de modelo más reputadas de la industria actual, y una gran forma de darle una segunda oportunidad a personas que ya tienen unos años a su espalda.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta iniciativa? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).