Los caballos son uno de los animales más bellos y hermosos del planeta. ¿Os imagináis a alguien montando una iguana o un perezoso? ¿Verdad que no? Pues eso. Estos elegantes y nobles animales nos acompañan desde épocas inmemoriales y hoy, para honrarlos un poco; para devolverles algo de lo mucho que ellos nos han aportado, hemos decidido traeros un acertijo en el que ellos son los protagonistas.

OS presentaremos dos imágenes en las que, si os fijáis bien, salen caballos (aunque las mismas resulten ciertamente desconcertantes). Podría parecer un reto muy simple, pero lo cierto es que, si os fijáis bien, podréis descubrir cuántos caballos hay exactamente… y es que, justamente eso, es lo que os pedimos hoy.

1El primer reto

Esta brutal imagen fue titulada “Pintos” por la artista americano Bev Doolittle, quien la realizó en 1975. Como podéis observar, algunos de los caballos pueden verse con cierta facilidad… pero otros, no tanto.

La artista y su marido se encontraban estaban haciendo un viaje por el suroeste de los Estados Unidos cuando se encontraron de frente con esta estampa, la cual no pudo resistirse a inmortalizar en un lienzo más tarde.

Lo de esta imagen hizo reflexionar muchísimo a Doolittle, sobre todo el tema que se desprendía de la misma: el observar y ser observado. Una pequeña manada de caballos que, de forma muy sutil, se mezclaban con el entorno.

¿Has sido capaz de reconocer a todos los caballos que aparecen en la imagen? Vamos a darte una última oportunidad…

¿Ahora sí?

Si afinamos la vista, podremos detectar, claramente, a cinco caballos: tres adultos bien agrupados en el centro, y dos más jóvenes, ambos situados a los extremos de la imagen.



Dado que el artista pretendía generar confusión con la composición, hay quienes defienden que, ahí donde os marcamos con un círculo, puede verse a otro caballo algo más ‘abstracto’… Vosotros ¿qué pensáis?

2El segundo reto

Aquí lo que vemos es una composición en la que los caballos tienen como contexto un paisaje marino.  El reto, esencialmente, consiste en lo mismo: identificar cuántos caballos pueden verse en la imagen.

Esta fotografía podría resultar todavía más compleja de descifrar, ya que entran en juego muchos más colores. Es verdad que hay un par de caballos que pueden verse de forma bastante clara pero… ¿y el resto?

Esta pintura fue titulada  “Siete Caballos” y fue realizada por el artista Jim Warren. Según él, se pueden identificar, de forma bastante rápida, hasta cuatro corceles. Pero es que hay tres más bien escondidos por el resto de la composición.

Hay un caballo que, claramente, está galopando por la orilla… ese lo hemos visto todos. También podemos detectar otro caballo hecho con la espuma producida por las olas al romper contra las rocas; otro formado por las nubes; otro es solo el rostro formado por la vegetación en el lado izquierdo de la imagen… pero ¿y el resto?

El quinto caballo se encuentra en la esquina superior derecha, en el negativo que se forma entre la vegetación y el cielo. La gaviota que vemos volando forma el ojo y las nubes el hocico del animal.

El sexto caballo es aún más complicado de detectar. Las rocas de la derecha están adornadas por unas flores de color lila… ¿lo veis ahora?

El último caballo es el más complicado de todos… y es que no está exactamente en la imagen. Lo único que queda de él son las huellas que dejó en arena de la playa.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este reto? ¿Lo habéis completado al 100%? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).