Si eres como nosotros, un amante de los animales, lo más probable es que cuando llegues a casa veas que no estás solo, porque te espera un compañero bastante especial, y probablemente con pelo (aunque los reptilianos y lagartos de V siguen siendo igual de adorables).

Por lo tanto vamos a presuponer que tienes mascota, o compañero, o amigo, o como lo quieras llamar. Y ahora es cuando nos pondremos de acuerdo en algo: Son aliens. Todos. Y quieren conquistar nuestro planeta para esclavizarnos y que así les demos mimos y comida eternamente, y que limpiemos sus cacas. Porque sí, así es como funciona.



Pero es que sarna con gusto no pica, porque qué mejores invasores que ellos.

Repito: están entre nosotros.

1No te lo comas o pondrá huevos en tu estómago.

Si nos lo creímos de pequeños con las sandías, ¿Por qué no ahora con los hámsters?

Ellos saben como funciona la gravedad mejor que tú. Así que aprende.

Llevas haciéndolo todo mal toda la vida, empezando por caminar.

Se empiezan a poner de acuerdo. Espera… ¿Eso es una chapita de batman? Mierda, sí que saben como mantenernos distraídos.

2Por sierte, nosotros también sabemos como distraerlos a ellos.

Si la tele nos vuelve idiotas, no va a hacer menos con nuestros peludos amigos.




3Nunca viene mal una pata.

Ayudar en casa es algo que beneficia a todos por igual, no lo olvidéis.




4Los mejores escondedores de comida.

Sólo él sabe qué iba a hacer exactamente con una loncha de mortadela ahí dentro…

5Un buen baño siempre se agradece.

Pero permíteme que dude que no haya un lugar mejor para darse un baño relajante.

6«Elemental, mi querido Guautson»

Te hacen creer que solo son adorables y ya, pero nunca sabrás con seguridad en qué diablos están pensando. Suerte con ello, traman a nuestras espaldas, pero los queremos igual.

7No, no es que duerman en cualquier parte.

Es su forma de reconocer el terreno, estudiarnos, y de paso acumular energías para dar por culo de noche.

8A saber a quién está esperando.

¿No os recuerda al tipo que le mandaba misiones al inspector Gadget?



9«Estaba bañándome tranquila y esto fue lo que ocurrió».

En serio que parece que a algunos les da fuerte lo de los baños y los deja trastornados. O eso o simplemente intenta hacer de vigilante de la playa… en la bañera.

10Cuando pillas a la caballería antes de salir a sumarse en una pelea de gatos en la calle.

Ups.

11«Mami, he descubierto un portal»

Se entrenan desde pequeños.

12Planear la dominación de un planeta es agotador.

Pero merece la pena.

13Spider-cat.

¡Chúpate esa, Spiderverso!

14Cuando tu perro pasea a su perro.

Ellos tienen sus propias jerarquías.




15Nunca comen lo suficiente.

Lo único que les para de acabar con todos nosotros es que los alimentamos. Sigamos así.

¿Qué te pareció este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside