Estás tranquilo en casa, llevas más o menos un piquito ahorrado y estás planeando como no gastarlo en gilipolleces hasta que puedas irte de vacaciones como llevas queriendo hacer AÑOS. Bien.

De pronto ves que te llega un whatsapp de esa prima segunda, de ese compañero de la uni que te hace sentir un fracasado en la vida, o de quien sea, que te pregunta si te ha llegado su invitación. Porque sí, te toca boda en un mes, y no tienes ni un vestido o traje que te esté bueno y pegue para la ocasión.

Te planteas pasar del plan con cualquier excusa pero te da la curiosidad de con quién se va a casar, porque habéis estado tan desconectados que ni te lo ha dicho antes nin nada. Y además la parte más optimista de tu mente piensa en que si alguien se quisiera casar contigo en algún momento (que no), a tí te gustaría que esa persona fuera también a tu boda… (o no, pero al menos de relleno no estaría mal).

Al final te ves metido en la boda de una persona que no conoces y el otro (que no lo has visto en la vida). Y no puedes evitar pensar que es un poco rarito, que la ceremonia deja bastante que desear, que es aburrida, y que ojalá algún día fuera una temática como las de la televisión.

Pues bien, cuidado con lo que pides, porque te traemos los ejemplos de las bodas más locas, porque los novios fueron un tanto peculiares…

1David Sikorski se casó con un burrito.

Seguro que conoces a alguien que dice sentir amor y devoción por la comida. Pero nos jugamos el culo (y no lo perdemos) a que no conoces a nadie que como David, se haya casado literalmente con su comida favorita. Y sí, sabemos que ahora mismo no te parece ni tan mala idea.

2Davecat se casó con una muñeca.

Este hombre se casó con una muñeca de plástico procedente de un club en Japón. No están legalmente casados, pero eso no resta veracidad a su amor, según cuenta Davecat, quien se considera un «activista del amor sintético».

3Erika Eiffel se casó con la torre Eiffel.

Erika es conocida por ser campeona de tiro con arco, pero también por sentir atracción hacia según qué objetos. Ha aclarado que mantuvo una relación amorosa durante 11 años con su arco, también tuvo un par de roces con el muro de Berlín, y ahora está casada con la torre más importante de Fracia. Mal ojo no tiene.

4Kevin Nadal se casó consigo mismo.

Tú también has pensado que no es tan mala solución. Deja de hacer contratos con tus amigos de casarte si seguís solteros a los 40.

5Tracey Emin se casó con una piedra.

Y aun así tenían mejor comunicación que muchos matrimonios.

6Akihiko Kondo se casó con un holograma de Hatsune Miku.

Al menos no era una almohada.

7Pascale Sellick se casó con un nórdico.

Sí, sé que estás pensando en que esta muchacha se vino arriba viendo Vikings, pero nada más lejos, terminó desposando al nórdico que todas tenemos en la cama, el de plumón.

8Aaron Chervenak se casó con su smartphone.

Sí, esto es lo más millenial que leerás hoy.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Con quién (o qué) te casarías tú? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside