¿Pensabais que lo habíais visto todo en lo que a ‘cosas extrañas en Internet’ se refiere? Pues eso es porque no habíais visto esta nueva moda: la de blogueras que, antes de dar a luz, tienen que maquillarse y compartirlo en sus redes sociales.

Muchas blogueras se han sumado a esta moda

Os presentamos a la maquilladora Alaha Karimi aplicándose un poco de sombras en sus ojos mientras espera a que su hijo salga por dónde tiene que salir. En 2016, ella fue la que inició esta particular y polémica tendencia, pero lo cierto es que las redes sociales le saltaron encima cuando compartió estas imágenes en las redes sociales.

Ella misma relataba su experiencia:

«Fui al hospital a las 7:30 de la mañana y estuve de parto durante 10 horas ese día. Tuve una epidural cerca de las 8:30 o 9:00 de la mañana, así que cuando empezó a desaparecer el analgésico, necesitaba algo para despejarme un poco del intenso dolor que tenía».

Ella es otro ejemplo de cómo relajarse durante el parto con esta técnica

En el año 2018, la bloguera Alexis Jayda grabó un tutorial de maquillaje mientras esperaba que su pequeña creatura acabase de asomar la cabeza. Según ella misma confesó, esto la ayudó muchísimo a relajarse.

El dolor era insoportable, como ya bien sabréis, y se ve que ponerse un poco de sombra de ojos era algo completamente analgésico.

¿Necesitáis otro ejemplo más de esta particular moda?

Lee Ann Jarrell es otra de esas blogguers a las que le gusta documentar todos los aspectos de su vida. En el vídeo que grabó para su canal de Youtube, afirmó que ‘se negaba por completo’ a dar a luz si no estaba perfectamente maquillada.

Ante estas exigencias, el equipo médico tuvo que proveerle de sus cosas para que pudiese ‘estar lista’… con todas las posibles complicaciones que ello comporta.

Ella esperaba que sus seguidores la apoyasen en su ‘capricho’, pero lo cierto es que estos se le ‘revelaron’ por completo y no le perdonaron que, en una situación tan delicada, se pusiese con ‘semejantes tonterías’.

Ella, ante tantas críticas, solo pudo afirmar: “yo solo deseaba verme glamurosa en las fotos”… en fin.

¿Esto es bueno o malo?

De acuerdo con una de esas investigaciones poco fiables, dos tercios de las futuras madres de entre 18 y 31 años dedican una gran cantidad de tiempo y dinero a tratamientos de belleza: van al spa a por un masaje para así estar más relajadas, se hacen la manicura, se tiñen el pelo y hasta toman el sol para que su cuerpo se vea espectacular después del parto.

Esto, de forma indiscutible, se está convirtiendo en una moda de esas que, si se llevan demasiado lejos, pueden resultar un pequeño problema: un parto ya tiene suficientes complicaciones para ahora sumarle el hecho de tener que hacerse la raya de los ojos mientras te da una contracción.

Tendremos que esperar un poco para ver a dónde va a parar todo esto, pero la cosa ‘pinta’ mal (por lo de pintarse con maquillaje y tal… se entiende, ¿no?

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva moda? ¿Pensáis que es algo positivo o negativo? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).