Por lo general, se habla mucho de la moda femenina… pero ¿qué pasa con la moda masculina? ¿Es que acaso nadie piensa en los hombres? Si es que son una pobre víctima… La cosa es que la moda masculina es bastante complicada. Si quieres vestir de forma elegante, puede que vayas un poco perdido… pero tranquilo: aquí estamos nosotros para arrojar un poco de luz en tu oscuro día a día.

Estas son las 9 cosas que muchos hombres están haciendo mal a la hora de vestirse y cómo arreglarlas:

1Cuidado con las mangas de la camisa y los relojes

La cosa es que si decides llevar un reloj de muñeca, lo mejor es que te recojas las mangas hasta los codos. De esta forma, lo que conseguirás es, por un lado, lucirlo más y, por el otro, evitar esas feas arrugas que se forman a consecuencia de esto.

2Camisetas estampadas

Lo mejor es que, si te la vas a poner debajo de una chaqueta, sea sin estampado… los estampados son demasiado llamativos como para sumarles más complejidad con una prenda superior. Un estilo clásico pero que siempre funciona.

3Camisetas con mangas muy largas

No eres un cantante de rap; no acabas de salir de la cárcel; no te han encogido los brazos de la noche a la mañana. Simplemente, no lleves camisetas con mangas tan largas, por Dios. Enseña un poco tus músculos… que tampoco pasa nada y ya llega el verano.

4Usar cinturón y tirantes al mismo tiempo

Si te pones un cinturón… pues no te pongas también tirantes. La cosa es que el objetivo es sujetar el pantalón y, si ya tienes un complemento para hacerlo… ¿para qué necesitas dos?




5Ropa arrugada

Esta debería ser una norma bastante generalizada. Es decir, si sales de casa como si hubieses guardado la ropa dentro de una botella, pues puede que, estéticamente, la cosa no quede demasiado bien. Plancha las cosas y sobre todo tus camisas.

6La talla que no es

Aquí hay dos opciones posibles: que la ropa te quede como si se te hubiese encogido en la lavadora, o que parece que se la hayas robado a tu padre… sobre todo si es un traje, que no parezca que se lo hayas robado a un muerto.

7Chaqueta abotonada




Si la chaqueta tiene un botón, puedes llevarla abotonada, no hay problema… siempre que vayas a recibir un Oscar, o algo así. Eso sí: si vas a sentarte, lo mejor es que te los desabotones todos antes.

8Bolsillos rellenos

Si quieres llevar todo encima para ahorrarte llevarlo en la mochila… pues eso es cosa tuya. Pero la cosa es que parecerá que acabas de entrar a robar en una tienda de chucherías. Lo mejor es que solo lleves lo necesario. El móvil es fino y no pasa nada. Tampoco abultes mucho la cartera y así no se notará tanto. Menos siempre es más.

9Ir como si fueses de la Familia Addams

¿Eres sacerdote? Si la respuesta es afirmativa, ya haces bien vistiendo como si fueses un gótico. Si no es así, no tiene demasiado sentido que vistas siempre de negro. Lo mejor es que varíes un poco cada día y que puedas llevar colores oscuros en general… pero no siempre negros.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos consejos? ¿Pecáis de alguno de ellos? Dejádnoslo en los comentarios. 




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).