Las redes sociales han hecho que tengamos una imagen de la realidad que, aunque pueda sonar contradictorio, no concuerda con la realidad. La mayoría de cosas que vemos en Instagram no son representativas del todo de lo que somos en nuestro día a día. Es verdad que hay muchas modelos profesionales que trabajan allí y que, por lo tanto, tienen que hacer sesiones de fotos algo ‘alocadas’, por decirlo sutilmente. Pero es que nuestra protagonista, la famosa instagramer Celeste Barber (@celestebarber), se ha propuesto una cosa que parecía imposible: imitar fotos de famosas para demostrar lo ridículo que es posar como ellas… ¿lo habrá conseguido?

1Deslumbrarse

Eso es lo que tiene que una luz de nosecuantos voltios te dé de lleno en la cara.

2Cada uno se arropa hasta donde le llegue la sábana

Lo importante es siempre ver el vaso medio lleno, lo demás… debería ser secundario. Piensa la parte positiva: así los regalos se verán más grandes (si es que tienes regalos, claro…).

3Prioridades

Sobra decir que nosotros somos muchísimo más partidarios de la segunda opción, eso es así.

4Darse un chapuzón

Digamos que no están como para participar haciendo clavadas en los juegos olímpicos.

5Verdaderas amigas

Esto es lo que, en realidad, le harías a la persona de máxima confianza.

6¿A quién le podía parecer esto ‘una buena pose’?

Es como si se hubiese caído de un helicóptero en plan Mortadelo y Filemón.

7Una mudanza poco práctica

Tengo que hacer una mudanza y mi pareja se pone a hacer esto… el sofá baja, pero baja por la ventada con ella encima.

8Estar fresquito

Vale que la sesión de fotos se hizo en verano, pero eso de sacarte una instantánea con un ventilador pegado en la cara… pues es algo ridículo, la verdad.

9Es un buen número, la verdad

A mucha gente le molesta eso, pero a nosotros nos parece genial.

10Que se haga la foto rápido

Porque como se entretenga mucho y se seque el cemento encima de ella… la vamos a tener.

11«Si tocas mi vino…»

«Te daré un golpe en la garganta».

12El glamour

Este concepto es algo muy relativo, la verdad.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas fotografías? ¿Cuál de las dos versiones os gusta más? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).