Hoy en día todo el mundo quiere ser influencer. Bueno, venga, no vamos a generalizar. Pero lo que sí que quieren todos, aunque no lo sepan, son «likes».

Puedes pretender que eres un desentendido, un moderno, un indie que pasa de estas cosas y todo lo que quieras, puedes negarte a poner hashtags para que tus seguidores no piensen que te importa tu Instagram… pero nosotros sabemos que te mola ver que tienes más «me gusta» que esa persona que te cae mal.

Porque así es como somos, como funcionamos. Somos mentes más simples de lo que nos gusta sentirnos, pero créeme si te digo que no es algo malo. De hecho, lo mejor que puedes hacer es ser sincero contigo mismo, y con quienes te rodean, y si hay algo que te motiva y quieres empezar a trabajar, hazlo sin más, porque seguramente saques algo bueno de ello.

Así que aquí estamos, para darte un par de trucos que siguen las personas con las cuentas más populares (siempre y cuando quieras potenciar la parte más estética de tu perfil).

1Juego de sombras.

Algunos ven un simple estor, pero con un poco de perspectiva e imaginación tienes un gran efecto de sombras para retratos. Puedes probar con varios objetos para lograr diferentes efectos, incluso puede servirte un colador de pasta, fíjate lo que te digo.

2El café sienta bien.

Siempre hemos visto como las chicas modernas del cine caminaban por la calle con un café para llevar en la mano. ¿Por qué tú no? Eso sí, esperamos que lleves la parte de vestuario frío-calor mejor que en la foto.

Si hace tiempo de manga corta vas a coger piojillos si llevas un gorro que abrigue.

3Cuerpo completo.

La mejor opción si lo que quieres es lucir tu sentido de la moda y los conjuntos que te montas con lo que te ha quedado luego de haberte montado un Marie Kondo en casa.

4Sentada en la acera.

En plan casual. Lo suyo es que estas fotografías las tome alguien de confianza, pero si no te ves en la oportunidad de contar con nadie, también te valdrá un trípode y un mando bluetooth para controlar la cámara.

5Movimiento.

Si tienes una buena cámara te aconsejamos que juegues un poco con el movimiento, lanza unas hojas al aire, baila, salta y mueve el cabello. Eso sí, tendrás que pasar por unos cuantos intentos para que salga bien.

6En cuclillas.

Esta pose ya no es solo para canis rusos.

7El cangrejo Kardashian.

Parecerá una chorrada, pero jugando con poses y ángulos extraños como este es como se consiguen efectos diferentes para lucir las piernas más largas.

8Las gafas molan.

Tampoco es que hayamos vuelto al 2010, cuando todo el mundo empezó a usar gafas de pega, pero si las llevas sí es cierto que no tienes que obligarte a llevar lentillas para ir a la moda. ¿Nuestro consejo? Lo mejor es que tengas dos distintas, unas cómodas para trabajar y estar en casa, y otras para salir y para lucir bien.

9Caramelos.

Las golosinas tienen un gran pro para la fotografía, y es que son perfectas para jugar con los colores, ya el tono que le quieras dar a la imagen final es cosa tuya.

10La foto de «Hazme una foto mientras te digo que no quiero fotos, porfa».

El truco está en que no parezca idea tuya.

11¿Vas a comerte eso?

Las fotos con comida suelen quedar muy bien, pero hay algo que tenemos que pedirte. POR DIOS, CÓMETE LO QUE VAYAS A FOTOGRAFIAR.

12De compras.

Un toque divertido que puedes sacar de cualquier visita al súper.

¿Qué te ha parecido la galería? ¿Probarás alguno de los consejos que te hemos dado? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Recreoviral