Año 1984: la televisión de Estados Unidos conoce a su nueva estrella juvenil. Se estrenaba Punky Brewster, quien sirvió de inspiración y modelo a todos los niños y jóvenes de los ochenta y noventa, muy a pesar de las madres, ya que al menos, la parte estética era muy difícil de igualar, y volvería loco a cualquiera.

Aquella pequeña que todo el mundo conocía es ahora una persona completamente distinta, han pasado muchos años y la actriz, Soleil Moon Frye, ha pasado por muchas cosas… ¿Qué será de ella ahora?

Para contar correctamente una historia, hay que hacerlo desde el principio, Soleil nació en el 76 en California, y aunque era perfecta para el papel, no lo tuvo nada fácil para hacerlo suyo, ya que tuvo que competir con otras 2999 niñas por él (el casting se limitó a 3000 pruebas y se hicieron todas).

Su padre, Virgil, conocido boxeador, actor y maquillador, se había propuesto que sus hijos entraran en la industria, y lo consiguió por primera vez con Soleil, que logró un par de papeles con Wes Craven, director de Scream y Pesadilla en Elm Street, y más adelante, con su hermano, que apareció en ET, como el amigo de las gafas.

Su vida como niña actriz fue una auténtica locura, ya que debía compaginar su trabajo con un mínimo de asistencia de 3 horas al día en la escuela. Además, sus horarios eran bastante estresantes, aunque técnicamente debía estar en cama para las 9, no era raro verla en late night shows…

A pesar de lo que se pueda creer, la serie realmente no tuvo tanto éxito, por lo que fue cancelada luego de 2 temporadas. Después se hicieron dos temporadas más, pero producidas por un equipo diferente.

Finalmente, la serie terminó en el 88, con un capítulo en el que Brandon, el perro de Punky, se casaba con otro, y todos los perros del vecindario asistían a la ceremonia.

Luego de esto, la actriz tuvo problemas para volver a asentarse en el mundillo, con papeles de relleno, y proyectos cancelados.

También la pudimos ver como una de las novias de Joey en Friends, donde Jennifer Aniston le pegaba un puñetazo. Pero aquí no quedaría su carrera…

Llegó entonces su momento, consiguió un papel en una serie que no solo le daría su nuevo gran trabajo, sino que además le dio a la que ya sería su mejor amiga para toda la vida. Su paso por Sabrina: Cosas de brujas no pasaría desapercibido.

Su nuevo personaje, Roxie, aguantó un total de 66 episodios en la serie, los cuales se emitieron entre el año 2000 y 2003.

Aparte de su faceta actoral, Soleil se fue a Nueva York para estudiar dirección, y en su currículum puedes ver que llevó a cabo dos proyectos: Wild Roses (1998) y el documental Sonny Boy (2004).

Actualmente, Frye participa en programas sobre cultura popular, al mismo tiempo que dobla personajes de dibujos animados, lleva una tienda de decoración para fiestas, y ejerce atentamente como madre. Toma ya.

Su marido es el productor Jason Goldberg, con quien tiene cuatro hijos con unos nombres que sólo podían ocurrírsele a ella: Poet Sienna Rose, Jagger Joseph Blue, Lyric Sonny Roads y Story.

“Mis hijos están obsesionados con Punky. Han descubierto que en Youtube pueden ver todos los episodios. Mi hija quiere ser Punky y se pone zapatillas distintas”.

Ahora que están tan de moda las readaptaciones, ella se ha mostrado abierta a la opción de que se repitiese la serie que marcó su infancia, e incluso recomienda a una posible e ilusionadísima opción como actriz, obviamente, a su hija Jagger.

¿Qué te parece la historia de Soleil? ¿Tú también llamarías a tu hija Jagger (yo sí)? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La vanguardia