Son muchas las personas que con el cambio de estación se animan a probar también con un cambio de look, ya sea por un cambio de aires, por ir más en sintonía con la época del año, o porque simplemente se aburrieron de su estilo anterior.

La cuestión es que en muchas ocasiones, este tipo de decisiones se toman a la ligera, y claro, luego pasa lo que pasa. Que a ver, en invierno tiene un pase, porque muy mal te tiene que salir para que no se arregle con un gorro calentito, pero no te vas a pasar todo el verano cubriéndote con una gorra…

¿O sí? De antemano te avisamos de que no todo el mundo tiene cabeza para lucir bien una gorra, y puede que sea tu caso.

Para que comprendas nuestras advertencias, te hemos traído una serie de imágenes que te harán gracia, hasta que caigas en que en algún momento tú mismo podrías ser uno de ellos por un desliz con el peluquero.

1La piña ya no está debajo del mar.

No sabemos si es Gazpacho, un turista loco, o la casa de Bob Esponja.

2Un cliente de cuando Pollock se intentó iniciar con la peluquería.

Pero se ve que no, que no terminaba de ser lo suyo.

3Si le tapas la cara y el rapado puedes llegar a pensar que es una chica guapa…

Pero no.

4El hijo chungo de Crusty.

Aunque este no tiene pinta de ser un tipo muy divertido…

5Cuando tu pelo es un casco que te obliga a sonreír.

En realidad este pelo es como el de Snake en los Simpson.

6El rapado más raro del mundo.

Se nota que aún no se ha visto. Cuando lo haga empezarán las lágrimas (y con razón). Este niño vivirá hasta que en el futuro logre vengarse del peluquero por su trauma infantil.

7La venganza salió mal.

Se ve que volvió a perder contra el peluquero, incluso de mayor.

8¿Flequillo o capas mal?

Capas mal, capas MUY MAL.

9El niño cepillo.

No entendemos la intención del peinado. A veces pienso que de verdad me he quedado mayor para entender las modas…

10Marge… ¿eres tú?

Seguramente tú también la recordabas con el pelo azul, pero se ve que la realidad es muy distinta.

11Cuando empiezas a cortar el césped por donde te da la gana y te aburres.

¿Es para que vaya a juego con las cejas o algo?

12Puedo apañarme algo parecido con cables de teléfono.

Cojo otro muelle, se lo pego en la cabeza, y ya son 16382 muelles los que la cabeza se ha quedado. Perfecto para evitar caídas. Mejor que un casco, de aquí a Lima.

¿Qué te ha parecido el artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir