Primero, nos hicieron dudar de si una imagen se giraba en un sentido u otro, hasta que algunos aprendimos a controlar la dirección de movimiento.

Luego surgieron auténticas batallas entre amigos que insistían en si lo que parecía ser un vestido cualquiera de Internet era de color azul o blanco:

Cuando parecía que los dilemas ya estaban resueltos, a otro señor de Twitter se le ocurrió revivir las disputas familiares subiendo una imagen de sus zapatillas, y preguntando de nuevo de qué color se veían, cuando OBVIAMENTE son rosas y blancas. Pero parece ser que no todo el mundo lo ve de la misma manera…

En realidad son muchas las imágenes que demuestran que no todos vemos las cosas de la misma forma, como cuando te gusta alguien que haría vomitar a cualquiera de tus amistades, y como ya ha pasado un tiempo desde la última que se volvió viral, pues ya iba tocando una nueva.

En esta ocasión no se trata de colores confusos, ni de movimientos que hacen explotar tu cabeza, sino que estamos hablando de una prueba visual pura y dura, de las de ir al oculista, vamos.

De hecho, en esta ocasión lo que veas querrá decir algo que tiene un gran interés para ti, ya que dependiendo de la cifra que encuentres, significará que tienes una falta u otra en tu visión. ¿Estás dudando sobre si necesitas gafas, lentillas o someterte a una prueba? Quizá esta imagen termine por convencerte.

Todo lo que tienes que hacer es fijarte en el centro de la imagen y encontrar ahí un número de cuatro cifras y dependiendo de cuál sea el que veas, deberás comprobar tu «diagnóstico» en la chuletilla de aquí abajo.

¿Ves 3246? ¿1240? ¿1246? ¿O tal vez 3240? Todas estas opciones son válidas, y esto es lo que significaría que veas cada una de ellas:

Si ves 3246: tienes astigmatismo y miopía, y sí, esto quiere decir que estás jodidillo.

Si ves 3240: tienes astigmatismo pero no miopía, podría ser peor.

Si ves 1246: esto quiere decir que vas de ciego por la vida, y miras con sospecha a todo el mundo para saber quién es. Sí, eres miope.

Si ves 1240: ves mejor que un lince (pero cuidado con los coches).

Aun así, es obvio que los resultados de la imagen no son perfectos al 100%, y puede ser que veas algo diferente por cualquier otra razón, por lo que nosotros te recomendamos que en caso de duda lo mejor es que vayas al oculista a hacerte una prueba, que nunca se sabe.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Qué cifra has visto? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: ABC