Por norma general, los hijos/ hijas suelen parecerse a los padres/madres. Si no es así, siempre aparece el típico amigo que especula con la infidelidad de uno de ellos. El típico amigo que en las reuniones familiares y de amigos deja ir el comentario: “¡Pero como puede ser! ¡Si parece que sea el hijo del fontanero!”.

Pero cuando esto pasa, lo que se nos pasa por la mente es que algo ha fallado con la genética de los progenitores. Que algo ha ido mal: la genética, las hormonas, la alimentación… Pero simplemente pasa y tenemos que aguantar esos comentarios. Es lo que hay, amigos.

Pues bien, hoy os traemos un repertorio de imágenes que os dejarán perplejos. Unas imágenes que sin duda os harán pensar igual que el amigo pesado que hacíamos referencia anteriormente. ¿Tenéis curiosidad por ver estas imágenes? ¡Pues allá vamos!

1Con altura

Esta imagen nos hace pensar que o la madre es un gigante de Juego de Tronos o ha comido mucha leche de pequeño. Porque parecerse al padre, no se parece en nada.

2Todo queda en familia

Estas son dos parejas gemelas que se han casado y han tenido dos gemelos cada una de ella. Da miedito.

3La peca familiar

Cada miembro de la familia tiene una peca en el mismo trozo de la mano. Es sin duda una muestra empírica de que tienen la misma sangre.

4La rana

Padre e hija duermen en la misma posición. También es una prueba empírica de que son familia.

5Al rojo vivo

Aparte de que tienen el pelo pelirrojo, no se parecen en nada. Pero bueno, más pruebas empíricas de que tienen algo en común.

6Las gemelas más antigemelas

Estas dos son gemelas. Sí, necesitamos repetirlo las máximas veces posibles para que te lo creas. De verdad, son gemelas.

7El bicolor de los ojos

La genética le ha decolorado un ojo haciendo que tenga uno verde y otro azul.

8Gemelos cargando gemelos 30 años después

Parece que tengan un espejo en medio de los dos.

9Mitad kilt, mitad kimono

El mezclum más alucinante que se ha visto.

10La familia de albinos

¿Brujería o genética? Esa es la cuestión.

¿Te han gustado estas imágenes? Y tú, ¿tienes alguna característica familiar que te gustaría compartir con nosotros? Dejádnoslo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).