Se acerca el verano, los supermercados agotan todas las ensaladas preparadas antes de las tres de la tarde y no hay máquinas de cardio libre en ningún gimnasio de 6 a 8. Todas estas señales solo pueden significar una cosa: sí, ya estamos en plena operación bikini.

De hecho, si aún no la has empezado, te avisamos que probablemente vas tarde, aunque si tienes trabajo no te preocupes, porque a tu quincena de agosto aún puedes llegar bien si te pones a ello.

Pero esperamos que no hayas venido aquí en busca de trucos ni nada de eso, porque desde luego no te los vamos a dar (al menos no hoy).

Lo que sí que vamos a hacer es presentarte a Sara Putho (sí, el apellido es ese) que es una joven instagrammer y bloguera de 22 años, que se presenta a sí misma como vegana, amante de la vida sana y del deporte.

Pero lo más especial de ella es que promueve el amor propio a través de su instagram, aunque esto en varias ocasiones le haya costado miles de followers.

Y es que al principio su cuenta era como cualquier otra, hasta que un día se decidió a subir dos imágenes juntas, que se habían tomado con una diferencia de 3 segundos. ¿De qué se trataba? Pues del truco más viejo del mundo: Meter tripa y estirar el cuerpo.

La cuestión es que son muchas las influencers que engañan con cuerpos perfectos y de ensueño como si se mantuvieran de esa guisa durante todo el día, cuando realmente se trata de tomar complicadas posturas mientras se finge naturalidad.

También se atreve a mostrar que justo después de comer, lo más normal del mundo es que la tripa se vea hinchada, que al sentarse aparecen michelines, y que los juegos con ángulos, iluminación y retoques están a la orden del día.

Ella se muestra muy clara con todo: claro que puedes hacerte fotografías posando, claro que puedes sentirte orgullosa de salir bien en una fotografía y mostrarla al mundo, pero no debes atormentarte por no verte perfecta las 24 horas del día, porque nadie lo hace.

La obsesión por la pérdida de peso ha provocado graves enfermedades en muchas personas, y Sara intenta luchar contra todo esto, aunque sea a su manera.

El body positive no es sólo para «las chicas tumblr» sino para cualquier cuerpo sano que se cuide y se aprecie, se trata de amor propio, no de peso ni de medidas.

Es por eso que si no llegáis al verano con un cuerpo de 10, no importa qué número sea el vuestro, que si os podéis poner un bikini o bañador, sois perfectamente libres de ir a donde os dé la gana.

La importancia de cuidar el cuerpo está en la salud de cada uno, y no en alimentar el ego quitando lo que se le quita al estómago. Porque sinceramente, los likes no te van a quitar el hambre.

Las obsesiones no van a hacer de tu vida algo mejor, por lo que no vale la pena sobreexigirse. Simplemente cuídate.

¿Qué te parecen las fotografías de Sara Putho? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: OkChicas