El mundo de los mitos capilares es muy, pero que muy extenso. Hay personas que, literalmente, se lavan su cabeza cada día con champú de caballo porque creen que, así, les saldrá pelo de forma mágica. Pero es que, si nos vamos al mundo de las canas, los mitos se multiplican por diez.

¿Si te arrancas una cana, te salen más? ¿Son más gruesos los pelos blancos que los ‘normales’? Lo cierto es que la mayoría de cosas que hemos escuchado sobre las canas es mentira… y ahora os lo demostraremos:




Si nos arrancamos una, nos salen siete más

Lo cierto es que este es, probablemente, el mito más extendido… pero es solo eso: un mito. No hay ninguna base científica que lo respalde (más allá de las esperanzas de algunos calvos).




El estrés te blanqueará el pelo

Lo cierto es que aún no hay ninguna prueba científica de que esto ocurra de esta forma. La presión de nuestro día a día es bastante perjudicial para nuestro organismo, pero esto no tiene nada que ver con el hecho de que las personas con más edad tengan el pelo más blanco.

¿Las canas son grises?

La cosa es que la gente habla mucho de ‘pelo platino’ para referirse a las personas con la cabeza llena de canas… pero esto no es más que un efecto visual producido por la combinación de canas y pelo oscuro, ya que las canas, en sí, son totalmente blancas.

Culpa de la genética

La genética es el factor más relevante a la hora de entender la cantidad y el momento en el que nos saldrán las canas. Echad un vistazo a vuestro árbol genealógico.


Rápido crecimiento

Aquí lo cierto es que no hay un consenso respecto a si crece más rápido o más lento que el pelo normal…

Son más fuertes que el pelo que aún tiene su color

La fuerza del pelo depende de cada persona y lo cierto es que no hay pruebas empíricas de que los pelos canosos son más gruesos que los normales. Lo cierto es que, por lo general, el grosor depende de la persona, independientemente de si están pigmentados o no.

A menos vitamina B, más crecimiento

Esto sí que es verdad: lo más probable es que, si tienes canas con menos de 35 años, sufras de un déficit de vitamina B. Aquí la solución es bastante simple: tomar suplementos para compensar estas carencias.

Solo pueden teñirse con tintes permanentes





Esto es un mito como una casa: el pelo con canas puede teñirse, de forma eficaz, con cualquier tinte sin ningún problema. Coloración natural, henna, remedios de otros tipos… lo que prefieras, la verdad.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos mitos? ¿Hemos arrojado un poco de luz a vuestras vida? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).