Que sí, que sí. Que ahora somos raperos, traperos, malotes y con mucho swag. Pero vamos a ponernos sinceros por un momento. Todos los que tenemos la suerte de haber conocido a nuestros abuelos los tenemos en la mente (en la mayoría de los casos) como personas agradables y tiernas, amantes de la vida tranquila, el vino dulce y las pasas.

Pero los yayos son mucho más que un grupo de señores que se acercan a una obra a echar un ojo, y a señoras que se inventan tretas para colarse en el súper. Y es que ellos también fueron jóvenes, adolescentes y rebeldes en su día, aunque aquel tiempo ya quede muy atrás.

Es por esto que hoy queremos enseñaros una recopilación de imágenes de los que ahora son o fueron, unos abuelos de lo más cañeros, en sus tiempos mozos.

14Una Navidad calurosa.

Esta pareja de «futuros abuelos» trabajaba como artistas de circo, antes de que su tranquilidad se viese pausada por la guerra. Una vez esta acabó, ambos volvieron a reunirse y formaron definitivamente su gran familia.

13Una pareja adorable.

Solo hay que pararse a mirarles las caras para encontrar la máxima expresión de lo que es un amor adolescente. ¿No es adorable?

12La yaya postureta.

Si te fijas en el reflejo de las gafas, te darás cuenta de que estaba de turismo en el Taj Mahal. Cuando aún se podían hacer buenas fotos allí.

11El kit completo.

«Mi abuelo era ese marinero tan guapo que sujetaba un pescado mientras fumaba, con su gorrito, su libro sujeto en el pantalón, y su caja de tabaco colocada en la manga de la camiseta. Un cliché muy genial.»

10«Kidd»

«Mi abuela fue rechazada en las fuerzas aéreas por ser mujer. Por eso comenzó a inscribirse como Kidd, haciéndose pasar por un chico joven.»

9El más rápido.

¿Quién podría pretender ser más guay que un abuelo que participaba en competiciones y carreras de motocicletas en 1947?





8La más cool.

«Mi abuela era enfermera, pero disfrutaba mucho de sus hobbys, y tenía muy buena puntería.»

7Enganchados a las historias de la radio.

Antes de que existiera la televisión, las «radionovelas» eran un entretenimiento muy popular que mantenía a los jóvenes pegados al sillón. Era el Netflix de la época.

6¡Cuánta confianza!

Esta abuela nunca tuvo el cuerpo de una modelo, pero sabía perfectamente que eso no la podía hacer menos genial.

5«Mi abuelo fue bombero»

«Y se hizo una fotografía con un osezno que rescató durante un incendio en un bosque. Es mi héroe.»

4Los más divertidos.

«Mis abuelos se lo pasaban bomba haciéndose fotos de pareja poco convencionales, esta es de mis favoritas.

3¡Cuánto estilo!»

¿Cómo conseguían que se les quedase tan perfecto el pelo?

2«Mi abuelo parecía una estrella de cine.»

Quien tiene estilo, tiene estilo, y es más difícil de esconder de lo que parece.





1Talento natural.

«Mis abuelos siempre vivieron de forma muy modesta. Cuando los invitaban a fiestas solían ir disfrazados de ricachones y se reían de ello.»

¿Qué te ha parecido esta galería? ¿Tienes alguna fotografía original de tus abuelos? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside