Desde que se comenzaron a realizar estudios psicológicos sobre los asesinos en serie, criminales de sangre y psicópatas en general, se detectó que en la mayoría de los casos su problema procede de su infancia.

Muchas veces, cuando se encuentran actividades sospechosas, o que se consideran abiertamente crueles, se dejan pasar como que son solo «cosas de niños», pero realmente hay que tener cuidado con estos hechos, ya que no se sabe en qué puede acabar derivando, por lo que lo mejor es saber corregir según qué comportamientos a tiempo.

Pero hoy no venimos a hablar de algo tan serio, sino de Disney, quién lo diría. Y es que las villanas de la franquicia no siempre dieron tanto miedo, por lo que nos gusta pensar que todo pudo suceder de una forma bien distinta de haberse hecho las cosas bien.

Es por ello que os hemos traído una colección de la «más tierna infancia» de las clásicas villanas.

1Maléfica.

Seguro que la recuerdas con este aire tan oscuro…

Pero cuando la ves así, tu opinión no puede hacer más que cambiar de forma radical. Si querían cambiar la imagen que se tiene del personaje, hacer esto desde el el principio, habría sido más fácil que disfrazar a angelina Jolie.

2Cruella Deville

Antes de que se convirtiera en una señora gritona, maleducada, fumadora y maltratadora de animales, seguro que se veía muy diferente…

De hecho parece que desde pequeñita ya tenía un gran sentido de la moda. ¿En qué momento se le cruzarían los cables?

3Úrsula.

Parece que los años no le acabaron de hacer bien a Úrsula, pero seguro que mucho tiempo atrás era una personita de lo más agradable.

No hay más que verla. ¿Por qué dejaría de usar su estrella-orquilla?





4La reina mala.

Hombre, si ese era su nombre desde que la coronaron, ¿Cómo se esperaba que fuera?

5

Quizá todo empezó cuando la nombraron reina.

6La reina de corazones.

Qué recurrente resulta en Disney que la realeza sea la mala de la película… Me pregunto por qué será.

Bueno, en este caso parece que su mal carácter sí que comenzó a una edad muy temprana.

7La madre Gothel

La madre Gothel Sabía mejor que nadie como empezó su historia de obsesión con mantenerse joven para siempre…

Y es que siendo así de cuqui de pequeña como para no querer quedarse así para siempre.





8Las hermanastras de Cenicienta.

Cualquiera diría que estas niñas de pequeñas habrían tenido cara de niños viejos, al más puro estilo de Juan y Medio, pero no pondremos la mano en el fuego…

Y menos mal que no lo hicimos, porque se ven del todo adorables.

¿Qué te pareció esta galería? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Bored Panda