Internet es un sitio en el que solo pueden sobrevivir las personas fuertes. Publiquemos lo que publiquemos, vamos a recibir críticas y, en el peor de los casos, burlas. Como no estemos preparados para el escabroso terreno en el que se han convertido las redes sociales, nos vamos a pegar un buen revolcón por el barro; así de claro. Pero claro, ¿qué ocurre si esto le pasa al ejército de un país? ¿Entrenan a sus soldados para la guerra de los likes y las balas de los píxeles? Hoy lo comprobaremos.

Vintage GIF - Find & Share on GIPHY

Todo empezó cuando el ejército de la India publicó un tuit en el que explicaban que uno de sus equipos de montañismo había descubierto, en un área montañosa aislada entre Nepal y el Tíbet, unas huellas que, supuestamente, pertenecerían al mítico Yeti.

Esto, como no podía ser de otra forma, lejos de causar una reacción de sorpresa en los usuarios, provocó un alud de burlas en Twitter como pocos se recuerdan.

«Por primera vez, un equipo de expedición de montañismo del ejército indio ha encontrado misteriosas huellas de la bestia mítica Yeti, que mide 32 × 15 pulgadas, cerca del campo base de Makalu el 09 de abril de 2019», rezaba el tweet publicado por la cuenta oficial del ejército. «Este escurridizo hombre de nieve solo ha sido visto en el Parque Nacional Makalu-Barun en el pasado».

Lo primero que nos puede venir a la cabeza aquí es que no se trataba más que de una broma por parte del ejército indio… pero lo cierto es que de broma tenía poco y, de hecho, afirmaban que dicha ‘evidencia’ había sido fotografiada y puesta a disposición de ‘expertos en el tema’… que no se andan con mierdas, vamos.

Merge Records Run GIF by Spider Bags - Find & Share on GIPHY

Twitter se llenó, de forma casi inmediata, de cientos de memes y chistes que hacían referencia a todos los aspectos posibles que podían sacarse de las ‘pruebas’ aportadas por los exploradores.

Algunas personas criticaban, por ejemplo, que solo hubiese una línea de pies y no dos, como podrías esperarte de un ser vivo bípedo. Otras personas criticaban que un ejército, una institución tan importante, se dedicase a estas ‘chorradas’. Como no, tampoco faltaron los que defendieron el ‘hallazgo’.





«Con el debido respeto, las instituciones como la suya deben ser más responsables y cuidadosas antes de lanzarse y declarar el avistamiento de cualquier huella como prueba de la existencia Yeti. Se han realizado muchas investigaciones en Bigfoot / Yeti (incluyendo el avistamiento / huellas) sin ninguna prueba de su existencia», respondía uno de los usuarios.

Aquí os dejamos algunas de las mejores respuestas:


«Las huellas sugieren que este Yeti es de una sola pierna. ¡Parece que perdió la otra en el ataque aéreo de Balakote!»

«Vi las huellas de Bigfoot en Singapur el domingo pasado. ¡Qué casualidad!»

A vosotros, ¿qué os ha parecido este ‘descubrimiento’? ¿Pensáis que el ejército se lo ha creído de verdad? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).