El mundo de las piedras es bastante más apasionante de lo que podríamos pensar en un primer momento. La geología es la ciencia que se encarga de estudiar el origen, formación y evolución de la Tierra, los materiales que la componen y su estructura… o lo que es lo mismo: las piedras, vamos. Pero es que, para entender el artículo de hoy, debemos ir un poco más allá y hablar de la Gemología.

Esta ciencia se dedica al estudio de las piedras preciosas y, por extensión, a los abdominales de Chayanne. Y es que, lo que hemos podido ver hoy, no tiene otro nombre: este hombre tiene en su abdomen piedras preciosas incrustadas. No hay otra explicación.

El puertorriqueño, con sus 50 añacos a las espaldas, no destaca precisamente por ‘lo mal’ que le están cayendo cada una de esas primaveras.

Hace unos meses, Chayanne ya nos deleitó con una foto en la que podíamos percibir que, en caso de querer rallar parmesano, solo necesitaba levantarse la camiseta.

Y es que ahora tenemos ese mismo efecto, pero multiplicado por dos, ya que el cantante ha decidido compartir una fotografía en la que podemos verlo ‘compitiendo’ con su hijo Lorenzo para ver quien tiene mejores abdominales… y lo cierto es que cuesta bastante determinar quién gana.

Y es que el tiempo parece no pasar por el latin lover más querido de todos los tiempos (con permiso de Ricky Martin, claro). Eso de bailar sin parar en sus conciertos, por lo que podéis comprobar, tiene más de un beneficio para la salud (y nosotros que nos alegramos, todo sea dicho).



Es verdad que su hijo apunta maneras, pero no puede luchar con todo el legado simbólico que supone su padre para la cultura popular. Todavía recordamos, como si se tratase de ayer mismo cuando, en las radios de todo el país, sonaba aquella de: «Dime si hay que ser torero, poner el alma en el ruedo…» Si es que estos éxitos no envejecen…

Es verdad que, si echamos un vistazo por su cuenta de Instagram (o a las de Google, que es peor todavía), podemos ver que en lo que a su físico se refiere, la cosa ha ido de menos a más (como el buen vino, vamos).



Para compensar tanto abdominal, dejaremos una foto de cuando Chayanne era más joven y que bueno… es mejor que juzguéis vosotros mismos:

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta fotografía? Dejádnoslo en los comentarios. 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).