Seguro que algún día has pensado que te ha mirado un tuerto, que te has cruzado con un gato negro o te acuerdas de la última vez que rompiste un espejo, porque sí, eres feo, pero sobre todo, gafe.

Y es que un mal día lo tiene cualquiera, como se suele decir, pero no puedes ir por la vida pensando que si pisas una mierda te va a tocar la lotería, cuando lo que te va a tocar es limpiarte el zapato.

Nosotros somos los primeros gafes, por lo que no queremos sentirnos solos y buscamos a los lectores que nos comprendan. Es por ello que hoy nos hemos dignado a poner imágenes de personas tan gafes, que harán que tu peor día parezca una chorrada… O no.

1«Iba a recoger un paquete importante».

Pero creo que me va a tocar esperar al cerrajero. Es domingo por la mañana.

2Una buena taza de ironía para empezar la mañana.

Bien cargada, como a mí me gusta.

3Afeitado forzoso.

Este joven se tuvo que despedir de su barba de la forma más cruel. Vamos a empezar a patentar las rejillas para barbas, ahorrarán muchos accidentes.

Son como las capas de los superhéroes: lucen, pero son peligrosas.

4La cenicienta urbana.

Todas las versiones modernas se quedan cortas cuando las comparas con esta: piénsalo. Quien hizo la foto es en realidad el príncipe, que buscará a la chica por las redes sociales, y en algún momento ella reconocerá su prenda con un tuit o algo. Cosas de millennials.

5Peor que la cuchara en el plato.

Al menos deberían ponerle las cuerdas en los dos extremos, esto siempre pasa, y no sería tan horrible.

6El caballo unicornio.

Es como si el rey de la noche no quisiera que el dueño volviera a casa. Hay que ver qué poco le duran las visitas a este hombre.





7Cuando te vayas a quejar de las vistas de tu hotel, recuerda esto:

Lo mejor que puedes esperar ver es a tu compañero de viaje vomitando después de la fiesta (las otras opciones son peores).

8Esto le ocurrió el peor día en el peor momento posible:

Sí, durante el examen práctico de conducir. En el coche del examinador.

9Cuando tus ruedas están a punto de transformarse en Mickey Mouse.

Ahora en serio, sin chistes: si ves esto aléjate.

10Cuando descubres que la parte superior de tu horno también se calienta al encenderlo.

Un poco tarde, pero siempre puede ser peor.

11Razones para no meter cojines de plumón en la lavadora:

Una razón por cada prenda que hayas metido junto al cojín, más lo que tardes luego en deshacerte del desastre.

12«Solo quería un poco de queso.»

El problema es que el queso no le quería a él. No se puede tener todo en esta vida.

13Un mal frenazo puede ser fatal.

Pero ni en el peor caso posible se te pasa por la cabeza que pueda pasar esto.





14Como si las cebollas no tuvieran suficientes capas.

Al final tiras más de la mitad.

15La intención es lo que cuenta…

Cuando estás preparando una fiesta sorpresa y ves desde lejos que se te va a la mierda.

16A todos nos ha pasado alguna vez.

Y sí, es horrible.

17Cuando te das cuenta de que eres un inútil y no sabes usar un abrelatas.

Momentos como este nos hacen reconocer lo peor de cada uno.

18Me duele desde aquí.

Sí, justo en el corazón.

¿Qué te ha parecido la galería? ¿Qué es lo más gafe que te ha pasado? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir