Todavía estamos de resaca electoral. El domingo pasado se celebraron las elecciones de este, nuestro país, y por fin hemos tenido un poco de calma en lo que a política se refiere. Esta campaña fue particularmente movidita y era complicado moverse por ella sin recibir plomo por parte de alguno de los bandos.

La derecha se mataba entre ella; la izquierda luchaba por ver qué partido era más feminista; los partidos más antiguos decían ser ‘un valor seguro’; los nuevos afirmaban ser el futuro; y, por si hacía falta más ingredientes, va y aparece Vox, un partido de ultraderecha.

El partido verde ha irrumpido en el panorama político español… con menos fuerza de la que ellos esperaban (pero ha irrumpido, que no es poca cosa). La cosa es que, en los próximos meses, nos tocará ver a Santiago Abascal and Co. en el congreso y lo mejor es que nos vayamos preparando para ello.

¿Hay que esperar a que los diputados tomen posesión de sus escaños para que empiece el espectáculo? Lo cierto es que no: solo hace falta echar un vistazo al Instagram de Risto Mejide.

La cosa es que Santiago Abascal fue el primer líder político en conceder una entrevista para un medio de comunicación después de las elecciones. Lo hizo para Ana Rosa Quintana en ‘El programa de Ana Rosa’.

La presentadora, con bastante habilidad, le preguntó si, después de ver que solo habían conseguido 24 escaños, se arrepentía de haberse mantenido tan apartado de los medios de comunicación a lo largo de toda la campaña.

Abascal lo tenía bastante claro: «Hemos minusvalorado su capacidad de conformar la opinión pública», reconocía el líder de Vox, aunque se afirmaba en su posición de rechazo a los medios: «Me preguntan si tenemos que replantearnos nuestra relación con los medios y creo que sí, debemos combatir mejor su capacidad de manipulación, porque es aún mayor de lo que creíamos», escribió más tarde en su cuenta de Twitter.

Y aquí fue cuando Risto, como ya es habitual, intervino para desmentir a Abascal: «Falso. En público rechazáis invitaciones (como la de ‘Todo es mentira’) para debatir en directo y sin posibilidad de editar nada, mientras en privado reconocéis que ya os va bien así. ¿Quién manipula a quién?», cuestionó el presentador de ‘Todo es mentira’ a través de su cuenta de Twitter.

Todo esto se junta con la polémica generada por la filtración del mensaje del vicesecretario de Comunicación del partido, Manuel Mariscal Zabala, en el que Kiko Méndez Monasterio se jactaba del beneficio, supuestamente, les suponía haber sido vetados en el debate a cinco de Atresmedia a raíz de la reclamación de la Junta Electoral Central.

En el mensaje podía leerse: «Manuel, dile a Juan también, que cuando nos pregunten por el debate, aunque sea off the record, trasladamos nuestro cabreo porque íbamos a ganar ese debate. Nada de decir que nos viene bien»… vaya pillada (jeje).

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta polémica? ¿Creéis que Risto ha estado acertado en su contestación? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).