La vida está llena de mentiras: «Eres la primera persona con la que hago esto»; «Tuve un problema con el coche y no tenía como avisarte»; «Yo nunca te haría daño»; «Solo es una compañera de trabajo»; y así una infinidad de situaciones en las que, por disfrazar la verdad, nos ganamos un poquito más nuestro lugar en el infierno.

Pero la cosa es que, con la llegada de las redes sociales, la mentira ha pillado una dimensión hasta ahora inaudita. Es verdad que en temas de marketing y publicidad, siempre se ha tratado la verdad de una forma un poco… laxa, por decirlo suavemente.

Lie Lying GIF - Find & Share on GIPHY

Pero es que claro, hace unos cuantos años, va y alguien, con mucha vista, crea el retoque digital, mayormente conocido como Photoshop, y cambia por completo el concepto de ‘verdad’ que tenemos en Internet.

Aquello que, hasta ahora, era cierto por el hecho de tener una imagen que lo demostraba, ahora nos generaba dudas: ¿es real o es una imagen modificada de tal forma que sea imperceptible para nuestra vista?

I Lied Arnold GIF - Find & Share on GIPHY

Esto, que puede ser un peligro para nuestra sociedad (todo el tema de la post-verdad y tal), puede no serlo con ‘genios’ del Photoshop como el que os traemos hoy. Y es que, si la mentira es tan evidente (o, directamente, te la dejas en el cajón), la cosa cambia por completo.

Esto le ocurrió a la mastodóntica marca de topa ASOS, la cual ha tenido que pedir disculpas a través de su cuenta de twitter, después de ser pillada en este garrafal error de photoshop en la foto de una de sus modelos.

Toda esta ‘tormenta’ se desató cuando el usuario de Twitter @xronnieanna detectó una cosa en la foto que publicó la marca que, si lo pensáis un poco, no pintaba nada ahí. Se trataba de una especie de truco utilizada por ASOS para ajustar mejor el vestido al cuerpo de la modelo, pero que requería ser borrado por photoshop.

Por lo visto, el encargado de los retoques digitales estaba de vacaciones y este fue el resultado:

¿Lo habéis visto bien?

A ASOS se le pasó por completo este hecho y subió la imagen con las pinzas que, a la altura del vientre, sujetaban el vestido de la modelo de tal forma que se le ajustase mejor a su silueta.

En la actualidad, el tweet donde se revela esta ‘incómoda verdad’ tiene unos 20.000 retuits y más de 70.000 likes, por lo que la compañía no podía ‘escaparse’ de la polémica y ha tenido que pedir disculpas delegando las responsabilidades al equipo de especialistas.

Como no podía ser de otra forma, la marca ya ha retirado la foto de sus redes sociales.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este error? ¿Lo habéis detectado a la primera? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).