First Dates lleva ya 3 años en activo y, para reinventarse, prueban de hacer episodios especiales como uno reciente llamado Te vi y me enamoré que trataba sobre segundas oportunidades y citas entre personas que ya se conocían.

Una de estas citas fue entre Pilar y Ángel, que se habían conocido a través de redes sociales.

«Esperemos que las realidades positivas sigan fluyendo», le dijo Carlos Sobera a la joven antes de que Ángel entrase en el restaurante.

De entrada, Ángel ya le dijo a Pilar que él no sabía llevar la batuta de la conversación y que ella era quien debía hacer todas las preguntas, algo que a ella no le pareció del todo bien. Pero el chico no se avergonzó y no quiso iniciar la conversación diciéndole a Pilar que debía hacerle preguntas de interés general.

Parecía ser que toda la sintonía que tenían por redes sociales ha desaparecido en el restaurante de First Dates. Y es que cuando ella le preguntó sobre lo que buscaba en el amor y sobre sus relaciones pasadas. Ángel le dijo lo siguiente:

«Normalmente la razón por la que se acaba la relación es porque soy demasiado infantil», afirmó Ángel. «No jodas, ¿de verdad?», dijo irónica Pilar mientras ‘se le caía’ el tenedor en la mesa. «No me habías dado ninguna pista». Todo con un tono sarcástico que dejaba claro lo poco contenta que Pilar estaba con su cita.

«He venido haciendo un gran esfuerzo y es frustrante ver que por más que he intentado sacarle temas de conversación, no hay nada que hacer».



De hecho, la situación fue tan frustrante para ella que decidió abandonar el programa y no seguir perdiendo el tiempo con su cita.

«Tu mundo infantil es genial, pero no congenia conmigo Ángel. Me voy a ir, dame un beso. Me alegro de haberte conocido».

Pero él, en la línea de lo que había demostrado, dijo que le había dado igual. Por lo menos Lidia Torrent, la camarera, intentó animar a Pilar para que no se fuese tan enfadada y frustrada.

«Me ha decepcionado. No es nada de lo que yo conocía desde hace un año y medio», pero Lidia procuró darle una buena dosis de positivismo. «Aquí uno está para estar bien, así que te puedes ir cuando quieras. Eres una tía maravillosa y tienes que seguir confiando en el amor. Que nadie te quite esa sonrisa».

Por lo menos, Pilar sacó una conclusión de su cita: «Se puede extinguir la raza humana que no vuelvo a tener una cita con Ángel».

A continuación, os dejamos el vídeo de la cita para que juzguéis las imágenes por vosotros mismos.

¿Os habríais marchado vosotros también? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).