Se acerca el calor, y con él, las ganas de cortarte el pelo hasta quedar como los hijos de Popeye.

Porque el verano mola, pero tener el pelo largo para entonces no. No importa cuánto te lo cuides, la sal de la playa te lo va a destrozar, la cabeza pasará a pesarte muchísimo más hasta que estés dispuesto a invertir tres horas de secador pasando calor para secarlo al completo.

No, no mola.

Y es por eso que hoy te hemos traído unas cuántas imágenes que, si tienes el pelo largo, comprenderás a la perfección.

1Ella ya lo ha aceptado.

Esta chica a partir de ahora tiene una relación tóxica con su sudadera, puesto que hasta que no corte por lo sano con ella, no le quedará otra, le tocará estar con ella para siempre.

2No vale para todas las fotos.

Sí, sabemos que instagram te ha engañado a base de bien con sus fotos de pelazos y melenazas, pero no te flipes, si tienes el pelo largo no es tan fácil de controlar para una buena foto, y menos en el exterior.

3Siempre pasa.

Por muy buen pelazo que te gastes, no importa, cada vez que veas esto te vas a preocupar por una posible alopecia. Te lo decimos ya, se supone que es normal, no te rayes.

4Tu pelo es HULK

¡PEINES A MI! PELO DESTRUYE

5Odiarás los descapotables.

Ya no te parecerán tan guays, deportivos y modernos cuando veas que… no veas nada porque tengas tu pelo tapándote TODA LA CARA. No, no quieres parecerte al primo Eso de la familia Addams, ¿verdad?

6Te inspirarán a decorar el baño.

Ahora en serio, esto es una guarrada. Para de hacerlo.

Entiendo que el desagüe se atasque con tu melena y lo tengas que quitar en el momento mientras te duchas, también que lo tengas que poner donde no se lo vuelva a intentar tragar con el agua, pero por dios, al salir del baño tíralos como la gente de bien.

7Todos querrán jugar con tu pelo.

Destrozar tu pelo será el objetivo de todo gatete, perrete, bebé, peluquera primeriza o sobrina con ganas de peinar que veas.

8Ni en la intimidad te librarás.

Y mucho cuidado con apoyar la espalda en una pelota de estas gigantes de lloga, puedes convertirte en una bola de nieve gigante que grita. Yehuda Devir se solidariza con su esposa haciendo esta ilustración. Eso es apoyo y lo demás son tonterías.

9Tendrás pelo para dos.

Literalmente, ahora en serio, no te haces una idea de lo dificil que puede ser controlarlo.

10Te vas a quedar sin gomillas.

Primero comprarás de las baratas y te las cargarás todas, y cuando empieces a aprender a comprarte de las buenas, todas tus amigas te utilizarán para pedirte las tuyas y al final te quedarás de nuevo con las muñecas vacías.

11Los microataques al corazón.

Especialmente si vives en el campo o si estás de viaje o excursión, no pararás de confundir el roce de tu pelo en tu piel con que se te han subido mil bichos encima. A parte del pánico que da que alguno se pierda entre tanta melena y esté ahí sin tú saberlo.

12Prepárate para los gastos.

Muchas peluquerías aumentan las tarifas para el pelo largo, y gastas mucho más en tintes, mascarillas tratamientos y champú.

13ESTO.

Nada más que añadir.

¿Qué te pareció la galería? Cuéntanoslo todo en los comentarios de facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir