Vale, vale, vamos a empezar con un poco de calma, no queremos que nadie se ponga nervioso. Desde Cabroworld sabemos muy bien que cada uno tiene sus preferencias en todo, y más en los temas importantes, como es el caso.

Por lo que os pediremos que respetéis y no os empeñéis en que todos tengan el mismo gusto de m*erda que ustedes.

Con 30 temporadas, 659 capítulos, una película y otra en producción, son tantas las veces que nos han hecho reír que cuesta trabajo saber cuál es el mejor capítulo de todos.

Pero no ha sido hasta que el conocido escritor de comedia, Thom Phipps, se vio decidido a darse a la tarea de hacer lo imposible y esperado: una especie de torneo sobre los capítulos que cuentan las aventuras de esta familia amarilla, un duelo para conocer cuál es el mejor capítulo a través de encuestas en Twitter.

Y tras unas durísimas deliberaciones, tuits, insultos, amenazas, divorcios, ataques, castigos de madres, y familias rotas… Tenemos ganador.

Seguro que te estás preguntando cuál es…

¿Cuál será?

¿Cuál crees tú que fue el más votado?

¿Cuál habrías votado tú?

¿Te están molestando los rodeos confusos? Vale, perdona, ya paro. Ganó el capítulo del monorraíl.

Sí, oíste bien. Y tal vez nos quieras pedir explicaciones, es lo normal, para eso estamos.

Por si no lo recuerdas bien, te lo resumiremos brevemente. En este capítulo hacen que Burns pague tres millones de dólares a la ciudad, con lo cual se decide que compren un monorraíl a un estafador, pero Marge está en contra de la idea.

Y es que el capítulo tiene muchos momentos y referencias que quedaron grabados en tu memoria, así como homer arrancándose por los Picapiedra durante su trabajo:

El sr Burns como Hannibal Lecter.

El musical del monorraíl.

¿Qué te ha parecido el capítulo ganador? ¿Lo habrías elegido tú también? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La guía del varón