En los tiempos que corren el aspecto físico ha ocupado un papel esencial en nuestras vidas, dejando atrás otros factores que no deberíamos desatender.

Pero es que lo peor de todo esto es que además es algo que afecta a los más jóvenes, quienes, en búsqueda de una propia identidad que los haga sentirse únicos en un mundo de modas, llegan a respetarse bien poco a sí mismos.

Este ha sido, como un ejemplo más, el caso de James Holt, un joven de Manchester que ha pensado que es buena idea inyectarse relleno en los labios hasta que, literalmente, no pudo más.

Lo cierto es que aún no ha tenido ninguna complicación en el proceso de su transformación, que además de los labios cuenta con inyecciones de botox (sí, desde los 16 añitos).

Uno de los aspectos que demuestran que esta decisión no ha sido lo suficientemente estudiada con anterioridad es que a los 16 años, un joven aún no ha terminado de desarrollarse, por lo que aunque actualmente se encuentre satisfecho con su imagen, está irá cambiando más rápido de lo que espera.

Se ha especificado ya que su tratamiento consiste en inyectarse de nuevo cada tres meses.

La obsesión de James no sólo ha alertado a las personas que se mantienen actualizadas en sus redes sociales, sino que también preocupa a su bolsillo, y es que ya lleva invertidos en su «tratamiento de belleza» más de 18.500 euros, siendo, obviamente, mucho gasto para una persona tan joven.



Son este tipo de situaciones las que nos hace plantearnos en qué punto empiezan estas obsesiones entre los más jóvenes. ¿Será cosa del sometimiento de la moda y la influencia de los famosos y las redes sociales?

Quizá deberíamos empezar a plantearnos el cómo estamos haciendo que funcione el mundo como sociedad, el mensaje que estamos dando a quienes siguen nuestros pasos, y el hogar que les estamos dejando.

¿Qué piensas de los cambios de James? ¿Crees que algún día se arrepentirá de su decisión? ¿Crees que deberían permitirse las operaciones estéticas de este tipo a menores de edad, sin ningún tipo de límite? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Estrending