A estas alturas del año ya se quedó un poco atrás aquello de lo del «10 years challenge», que no sé si lo recordaréis, pero lo petó muchísimo y llenó todas las redes sociales de fotografías de 2009 de toooodo el mundo.

Incluso los famosos se animaron a mostrar un poco de ellos de aquellas fechas, pero se ve que no todos lo hicieron en aquel momento. Pero para cosas como esta es que se dice aquello del «mejor tarde que nunca», y es que ahora le ha llegado el momento a Karol G, quien ha querido hacerlo, como no podía ser de otra manera, a lo grande.

Y es que la cantante, a la que muy a menudo confunden con Becky G (¿Por qué será?) Se ha presentado en internet esta semana de hace ni más ni menos que 13 años.

Becky Karol ha demostrado cuánto ha cambiado en estos años, y es que por aquel entonces, era alguien muy diferente de la mujer que hoy es. Pero tenía la misma pasión que hoy por el mundo de la música.

La jovencísima Karol G tuvo unas cuantas apariciones durante el 2006, pero definitivamente no sabía aún lo que significaba la fama.

Además lo mejor de todo es verla con la ropa que se llevaba por la época, un poco de nostalgia no viene mal nunca, y menos cuando esta te hace ver a alguien famoso vestido de una forma de lo más corriente.

Desde aquí esperamos que la artista no se avergüence de esta imagen de época, ya que aunque sea casi irreconocible, siempre viene bien recordar un poco de donde se viene.

La cantante procedente de medellín, sacó además hace poco un nuevo tema con el que lo está partiendo, y para que veáis que ella tiene ya su propio hueco hecho a medida en este mundillo musical, os dejamos con él.

¿Qué os ha parecido el cambio de Karol G? ¿Vosotros también la confundís con Becky G? ¿Cuántas G’s hacen falta para que empecemos a montar un grupo como el de las Ashleys de «La banda del patio? Contádnoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).