Seguro que más de una vez has visto una fotografía en un producto, catálogo, libro de texto o campaña publicitaria y has pensado en la persona que aparece en ella.

Las hay mejores, y las hay peores, pero sin duda, pocas veces caemos en la cuenta de que ser modelo de imágenes de stock es un trabajo más, que muchas personas tienen, y sí, ellas mismas se encuentran en ocasiones por ahí.

Hoy os traemos justamente las historias más locas de los modelos de imágenes de stock, y es que debido a su trabajo, se han visto en situaciones de lo más irreales para el resto de los mortales.

1Una cita arriesgada.

«Soy lo que llaman un chico blanco de buen ver, y ocasionalmente trabajo como modelo de fotografías de Stock. En una ocasión, tenía que hacerme fotografías con una preciosa modelo japonesa, y la temática era de cita romántica.

Fue un día divertido y agradable.

Unos dos meses después empecé a encontrar la imagen por todas partes en unos pósters de una campaña de concienciación sobre las ETS. A todos mis amigos y compañeros de trabajo les pareció muy divertido, pero por suerte no llegó a afectar a mi vida social ni a mis encuentros con chicas.

Lo único de lo que me arrepiento es de no haberme quedado con ningún póster.

2Predicando con el ejemplo.

«Estoy buscando un trabajo estable, y mientras tanto hago de modelo para imágenes de stock. Hace un tiempo me hice unas en las que tenía que aparecer bien vestida y con confianza.

Curiosamente la imagen la utilizaron para que una empresa anunciara que seguía buscando personal. Yo había hecho una entrevista para esa empresa. Me rechazaron».

3¿Es una indirecta?

«Cuando era pequeña, mi madre me hacía muchas fotografías y algunas las enviaba para empresas de stock de imágenes. Una vez me utilizaron para una campaña para fomentar la adopción de niños huérfanos y sin hogar».

4También se alegraban de su unión.

«Unos amigos encontraron una de sus fotografías de boda en un mercado callejero durante un viaje, impresa en un cojín. Ellos no eran modelos, simplemente fue una foto robada de una forma muy extraña».

5Hay varios tipos de mujeres.

«Durante mis años en la universidad me hice algunas fotos para stock, y un día en el centro comercial vi una campaña de San Valentín en la que se veían varios tipos de mujeres etiquetadas como «la atractiva», «la romántica», «la divertida»… mi fotografía estaba en la categoría de ‘otras chicas'».

6Perfecta para el trabajo.

«Una vez conocí a una chica muy egocéntrica y subida, y resulta que era modelo de stock. Apareció en un artículo de un blog de psicología sobre cómo tratar con personas egoístas y soberbias.

Fue perfecto».

7Lo mejor.

«Lo mejor de todo es cuando encuentras que han hecho memes con tu foto, la publicidad me da igual».

¿Qué te han parecido las historias de estas personas? ¿Alguna vez has encontrado una imagen tuya en un lugar inesperado? Cuéntanoslo todo en los comentarios de facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: BoredPanda