Tinder es una de las aplicaciones más famosas para encontrar el amor (bueno, el amor o algo que se le parezca… ya me entendéis). ¿Quieres una cita y quieres ahorrarte mucho tiempo buscándola? Bájate esta aplicación ahora mismo.

Es verdad que la mayoría de personas que frecuentan esta red social son bastante jóvenes; lo raro es encontrarse por ahí a alguien mayor de 35-40 años… a no ser que seáis la protagonista de nuestra historia de hoy.

Hattie Retroage es una mujer de 82 años que, en su contador personal, tiene ya dos hijos y tres nietos y, que a pesar de ello, está viviendo la vida como si estuviese en plena adolescencia.

Lo cierto es que, según nos cuenta, de momento, está teniendo bastante éxito en la aplicación y no es raro que consiga tener citas con hombres bastante más jóvenes que ella. Según explica, ninguna persona, de momento, la ha rechazado.

Contaba al Daily Mail que, hoy en día, llega a tener hasta 3 citas a la semana gracias a esta aplicación. Cuenta que le resulta bastante fácil tener citas con hombres jóvenes ya que muchos de estos disfrutan con la compañía de ‘maduritas’ como ella… si es que hay historias que realmente nos sorprenden.

Ella misma relata sus aventuras: “Nunca he conocido a un hombre que no quiera tener intimidad conmigo. Les digo de antemano que tengo que reunirme con ellos para la química. Salimos a tomar algo y si la química es correcta vamos a mi departamento, y si no nos dejamos el uno al otro”.

Lo cierto es que Hattie es bastante exigente con sus ligues y no acepta a ningún hombre mayor de 50 años. Tampoco quiere ningún compromiso, solo personas que quieran disfrutar de los placeres más carnales y, por lo visto, en este aspecto, los jóvenes son mejores ya que ‘no quieren compromiso’: “No busco alguien que esté a mi lado todo el tiempo, no quiero eso”.

No quiere saber nada de hombres mayores, ya que como bien afirma ella “no saben cómo satisfacer a las mujeres de su edad”. Se divorció en 1984 y, por culpa de esa mala experiencia, ahora no quiere nada que no sea divertido y efímero.

En lo que se refiere al apoyo que obtiene de sus hijos, confiesa que su hija Rama la apoya de forma incondicional, pero que su hijo Josh, por el contrario, se muestra un poco reticente: “odian que salga con tanta libertad para mi edad”.

Hattie no solo se pasa los días navegando y ligando por esta aplicación. En la actualidad, trabaja como entrenadora y escritora y disfruta de la vida como nadie, más de lo que lo había hecho en toda su vida.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de Hattie? ¿Haríais lo mismo a su edad? Dejádnoslo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).