Ya son muchos los programas de televisión y canales de Youtube y demás plataformas dedicados a poner a prueba a desconocidos, y como siempre, el morbo vence al contenido.

Es por esto que canales como el de ‘To Catch a Cheater’ se han convertido en un auténtico éxito. Éste, concretamente, se dedica a poner a prueba a una persona en una situación en la que podría ser infiel a su pareja (es la pareja quien contacta con el canal para organizarlo todo) mientras graban una cámara oculta.

El caso es que cuando caen en la trampa, no es una broma divertida a lo «inocente inocente», sino que realmente se le complica mucho la vida a alguien.

Hay quienes lo intentan como diversión, como prueba de fidelidad o de amor, y es que tal vez todos fueran realmente promiscuos desde el principio, o tal vez es la situación que fuerza el actor la que consigue que todo salga mal.

La cuestión es que la misión del actor siempre se reduce al coqueteo, a «tontear» con la víctima, sonsacarle la mentira de que no tiene pareja, su número de teléfono y poco más.

Pero en el programa que te traemos hoy, parece que las cosas se fueron un poco de las manos, tanto para la pareja, como para la actriz, e incluso para el mismo programa.

Esta es la historia de Felicity, una chica joven que ha decidido poner a prueba a su pareja convencida de que le sería fiel para luego de la prueba contarle que hacía dos meses que se había quedado embarazada de un hijo suyo y que lo iba a tener.

Felicity quería formar una familia desde la base de una divertida anécdota, pero todo se torció en el momento en el que «Anna» (nombre que adopta la actriz para poder hacer la prueba) se encuentra con Terry y su amigo en la entrada de su casa en el Bronx.

La situación se plantea de lo más extraña. Justo después de saludarse, Anna dice que ha quedado con alguien, pero que esta persona no ha aparecido, y al momento ya se están soltando cumplidos entre ambos, y Terry no sospecha nada.

Es entonces cuando Anna pregunta a Terry si tiene pareja y este afirma sin duda alguna que no, que está solterísimo él. Hasta aquí nada raro, es el día a día del canal, pero todo cambia en el momento en el que los coqueteos van a más y los chicos invitan a la actriz a entrar en la casa, y ella acepta.

Al entrar el audio comienza a distorsionarse un poco, pero se entiende que se están quitando la ropa, porque en un momento dado, Terry pregunta a Anna si es policía (al encontrarle el micro bajo la ropa).

Felicity mientras tanto, no puede creer lo que ve, y ya asume todo lo que allí ocurre. En el momento en el que se recupera la señal de audio, ella decide seguir escuchando, pero lo hace en privado, ya que el programa no podía permitir que se oyera cómo los protagonistas de la historia mantenían relaciones.

El coordinador del canal, por su parte intentó llamar a la actriz, quien había cortado el contacto con él y ya no contestaba a sus llamadas, hasta que finalmente acaba lo que estaba haciendo y contesta.

«No vamos a pagarte de más por lo que has hecho.»

Esto fue lo que dijo el coordinador a la actriz, a quien no pareció importarle, ya que «se lo había pasado bien».

Por su parte, Felicity, que no podía dejar de llorar, se decidió a llamar a su ahora expareja, diciéndole lo que había ocurrido, y éste confundido preguntó si había sido «una sorpresa de cumpleaños tardía».

Finalmente, ella dijo que estaba embarazada, y la única respuesta que obtuvo fue el tono del teléfono luego de que Terry colgase.

¿Qué te parece este programa? ¿Piensas que todas las parejas engañarían en una situación así? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).