La vida está llena de retos: salir un jueves e ir a trabajar el viernes temprano por la mañana; sonarte la nariz con una servilleta de bar; comerte un par de churros y que no se te taponen las arterias; demasiadas cosas muy complicadas de sobrellevar para una vida tan fugaz como la que tenemos.

¿Cuál es el problema de la mayoría de estos retos? Pues que, al final, no son demasiado satisfactorios (por no decir nada en absoluto). Lo conseguimos y, simplemente, seguimos con nuestras vidas.

¿Qué retos hacen que nuestra vida valga la pena? ¿Tiene algún sentido todo esto que vengo diciendo hasta ahora? Lo cierto es que solo tengo respuesta para la primera pregunta (para la segunda también, pero quiero conservar mi trabajo): el único reto que vale la pena es el Cabroquiz que os traemos cada semana.

Marie Antoinette GIF - Find & Share on GIPHY

La semana pasada os traíamos un Cabroquiz referido a un problema con el oro… y lo cierto es que era demasiado fácil. Por ello, hemos decidido que el reto de hoy debía tener más elementos. Hoy no solo os pediremos que estéis atentos a los detalles; también reclamaremos vuestros conocimientos sobre historia.

Hemos escogido la película de María Antonieta dirigida por Sofía Coppola en 2006 para ello. Es una película muy particular por la forma que tiene de tratar a la desgraciada reina que ‘perdió la cabeza’ durante la revolución francesa y, por ello, creemos que es perfecta para lo que queremos hacer hoy.

En la escena que os hemos dejado en el Story, había un anacronismo muy bestia, pero que solo se mostraba unas milésimas de segundo en pantalla… ¿habéis podido detectarlo? Aquí os dejamos la respuesta, por si las moscas.

De momento, no se ha podido comprobar que a mediados del siglo XVIII existiesen bambas de la marca Converse… ya que, básicamente, se fundó en 1900, unos 150 años después de lo ocurrido en esta película.

A vosotros, ¿qué os ha parecido el Cabroquiz de esta semana? ¿Demasiado difícil para vuestras neuronas?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).