Los profesores, por lo general, no están bien valorados por los alumnos. Los vemos como seres que solo quieren suspendernos en los exámenes y mandarnos a la sala de castigo, pero nada más lejos de la verdad. Su verdadera intención es que asimilemos conocimientos y, para ello, en muchas ocasiones, se valen de técnicas impresionantemente divertidas y originales… y ahora os lo demostraremos.

Aquí os dejamos la prueba de que, en muchas ocasiones, los profesores dejan de ser tan ‘estirados’, para convertirse en auténticos ‘artistas’ del entretenimiento:

1La mejor forma de no liarla

Esta profesora, cuando toca hacer presentaciones, se tapa la boca con cinta adhesiva para no interrumpir o molestar a sus alumnos… es un método drástico, pero efectivo.

2La profesora de arte

No hay mejor forma de fomentar la creatividad: se compró un vestido blanco y le pidió a sus alumnos que hicieran un dibujo. Este es el resultado.

3Recompensa para los buenos estudiantes

Todos los alumnos de esta clase que cumplen correctamente con sus deberes, tienen derecho a ir a una sala de videojuegos… ¡así nadie falla!

4Los gatitos

Encontraron varios gatitos abandonados y su profesora cogió uno para quedárselo… la cosa es que la clase se veía bastante divertida.

5La profe de literatura y dibujo

La cosa es que ella diversifica las clases de lectura con manualidades… y el resultado de la mezcla es BRU-TAL.

6¿Cómo fomentar la lectura?

Su profesor de literatura convirtió una furgoneta en una biblioteca móvil, de tal forma que todo el mundo pudiese pillar un libro en cualquier momento.

7A falta de mapa…

El profesor de geografía no tenía mapa para la clase… por lo que tuvo que dibujar uno él mismo (y no le salió nada mal).

8¿Demasiado trabajo?

Nada mejor que este ‘robot asistente’.

9Con buen humor

Los profesores de química no solo sintetizan droga, también saben tener muy buen sentido del humor.

10El profesor gracioso

Siempre comenta los dibujos que hace en la parte posterior de los exámenes… y es súper divertido.

“¿Es eso una ballena?” — “No. Aquí hay una ballena”. — “¡Excelente!”

11El pasatiempo

Su profesor le preguntó por sus pasatiempos y le dijo que no tenía, pero que le encantaba el ‘mundo microscópico’, solo que no podía comprarse un microscopio. Al día siguiente le llegó con esto.

12Un punto extra

Fue lo que se ganó este alumno por dibujar en la parte trasera de su examen.

13Verano

Esta maestra empleó sus vacaciones en pintar esto en la puerta del aula.

14Los viernes

Los viernes, un maestro de esta escuela se pone un disfraz de banana y canta una canción muy sutil: ’estamos locos porque hoy es viernes’”

15El maestro taiwanés

Aparte de ser un buen profesor, resulta que tiene un impresionante talento con las tizas.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos profesores? ¿Tuvisteis alguno así de enrollado? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).