La realidad es bastante más compleja de lo que podemos pensar en un primer momento. En muchas ocasiones, las cosas que vemos no corresponden del todo con la realidad que nos rodea. Nuestros sentidos son imperfectos y ello puede pasarnos factura… y, por ello, hablaremos hoy de la pareidolia.

La pareidolia es un fenómeno psicológico que consiste en el reconocimiento de patrones significativos y familiares como caras o rostros de animales en estímulos ambiguos y aleatorios de nuestro entorno… y, para que lo entendáis mejor, os hemos preparado estos 15 ejemplos:

1En este caso, tienes para elegir

U optas por un gatete hermoso o por un zorro de lo más travieso… ninguna opción es mala, la verdad.

2Pantera Blanca

Nunca habríamos sospechado que el mayor enemigo de Pantera Negra sería una bolsa de plástico mal puesta encima de una mesa… es escalofriante y aterrador; todo junto.

3Un perrete a lo lejos

Esta es la versión de Hachiko de la Guerra de las Galaxias.

4Una mermelada muy dulce

Que el producto que te va a provocar diabetes tenga forma de un hermoso gatito hace que entre mucho mejor.

5Te mata, pero de otra forma

Aquí la coña es que el tiburón parece un demonio partiéndose la caja, pero lo cierto es que, ya de paso, desmitificamos el hecho de que los tiburones sean tan mortíferos… matan bastantes menos personas al año de las que pensamos.

6Directo a Barrio Sésamo

Ese momento en el que te estás haciendo un poco de pasta para comer y, sin querer, se crea la serie infantil más popular de la historia.

7Cuidado

Por lo mismo que decimos que los tiburones no son tan peligrosos… los osos sí que suelen liarla bastante más de lo que podríamos pensar en un primer momento.

8Vaya por dios…

Esta es la sombra de lo que te puede pasar si no vas con cuidado en moto… aunque lo cierto es que es una imagen bastante dura, la verdad.

9La sorpresa

Esta es la cara que se te queda cuando te pica a la puerta alguien completamente inesperado.

10Cars en la vida real

Nada de Pixar, aquí tenemos la prueba de que la realidad puede ser mucho más sorprendente que la ficción.

11Fijaos en la forma del agua

Es como si hubiese un elefante mojando a otro elefante… algo demasiado bonito para ser verdad.

12Cuando la has liado

Y empiezas a darle vueltas a qué diablos hacer para salir del pantano en el que te acabas de meter.

13Un hermoso delfín

Dicen que estos ‘bichos’ son tremendamente inteligentes, pero lo cierto es que me da un miedo terrible.

14Trump estaría encantado

La pluma-águila que todo buen americano ‘de bien’ debería tener en su escritorio.

15Mirada curiosa

La que se te queda cuando están con tu pareja en el cine y tienes que aguantarte un pedo. Pocas situaciones son tan jodidas como esta.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas fotografías? ¿También habéis visto las cosas que nosotros hemos visto o tenemos que ir urgentemente al psiquiatra? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).