Alan Sepinwall y Matt Zoller Seitz son dos críticos americanos que se han propuesto una difícil misión para los tiempos que corren: marcar un canon televisivo con las mejores 100 series de todos los tiempos.

Obviamente este es un tema muy, muy subjetivo, por lo que todo va apoyado sobre sus opiniones personales. Este proyecto comienza con la intención de publicarse en un libro recopilatorio que hable y estudie las numerosas piezas de ficción.

Los autores comentan que cada vez que están en un encuentro con autores, reuniones informales, o incluso entre familia y amigos, suelen preguntarles si sus series favoritas están en la lista.

«Si no están en la lista, siempre hay una pequeña discusión o crisis existenciales… la gente se toma la tele muy en serio.»

Para valorar todas las series que se plantean como posibles candidatas, tienen en cuenta los siguientes factores: innovación, influencia posterior, consistencia a lo largo de sus temporadas, interpretaciones, narración y cómo de buena fue la serie en su mejor momento.

Obviamente no os vamos a poner la lista al completo aquí, pero sí que os podemos adelantar qué 5 de esas series quedaron empatadas en el lugar más alto.

Este dato es tan inusual que el propio libro comienza con el debate de los autores a través de chat para decidir la posición de cada una.

¿Un spoiler? El primer puesto es para Los Simpson. Y sí, tienen en cuenta que no ha terminado aún (ni cerca que está) y que las últimas temporadas van bajando bastante el listón.

La lista continúa con joyas como Los Soprano, The Wire, Cheers y Breaking Bad.

Sabemos que te debe dar curiosidad, por lo que te vamos a dejar caer que entre los primeros 50 encontramos también títulos como Mad Men, Louie, Twin Peaks y Bob esponja.

Según ambos críticos, la ficción televisiva no comenzó a alzarse realmente a nivel artístico hasta los 80, a pesar de que en la lista caben varias series anteriores a dicha época.

Pero fue entonces cuando comenzó a crearse una cierta competencia con otros productos de ficción, como el cine, y esto subió mucho la calidad de lo que se hacía (¿os suena esta situación?).

Pero aunque tienen una visión genérica, también cambian las etapas dependiendo del género, cada momento pide un género diferente, los 70 fueron los años del humor y la comedia, mientras que el drama es cosa de las primeras décadas del siglo XXI.

También comentan un poco acerca de cómo ha cambiado en la actualidad el consumo de las series y se muestran en contra de las subidas de temporadas completas en un mismo día.

«Han convertido las series en comida rápida».

Aparte de que consideran que rompe un poco el romanticismo de la espera de los capítulos semanales, también dejan claro que se le dificulta profundamente a los críticos de ficción, ya que tienen que luchar muy duro para administrarse los visionados.

¿Qué piensas del top del ránking? ¿Crees que son mejores los capítulos semanales o las temporadas al completo? Cuéntanoslo todo en los comentarios de facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: El País