En el mundo en el que estamos, una de las cosas más complicadas que tenemos que aprender es a llevar bien la división de nuestra vida privada y la laboral.

Esto es algo que siempre ha estado presente, pero es que con las redes sociales todo cambia. Además, todo el mundo quiere trabajar a gusto, y esto implica tener una mayor cercanía con los compañeros de trabajo, por lo que suelen seguirse en las redes sociales.

Como posible solución a algunos de estos problemas, hay quien tiene una cuenta personal y otra más dedicada a la vida profesional, lo cual no es una mala idea, sin embargo, hay personas que no cayeron en esto y se vieron afectadas para mal, perdiendo sus puestos de trabajo.

Hoy os dejamos con algunas personas que se dieron cuenta de todo lo que puede traer las redes sociales, en el peor de los casos.

1Por publicar Spoilers.

Seguro que tú también comentas la serie de turno con tus compañeros de trabajo, y seguro que en tu curro también hay un idiota que se las ha visto todas y no sabe callarse un Spoiler.

Pues bien, puede que ahora mismo un despido te parezca una medida un tanto fuerte para quien haga un spoiler, pero deja de serlo en el momento en el que TRABAJAS PARA ESA SERIE. Esto es lo que le ocurrió a Nicole Crowther, quien hacía de extra en la popular serie Glee.

2Hay quien simplemente no valía para su trabajo.

La trabajadora de una guardería en Mesa, Arizona publicó unas imágene salgo cuestionables en sus redes sociales, las cuales provocaron su despido en 2016.

La mujer compartió una serie de vídeos en la que se incluía una en la que ella aparecía haciendo una peineta a los niños que cuidaba, mientras que se veía un texto que decía: «En serio, me encantan los niños».

3Vaya, no sabía que el cricket tenía animadoras.

Pues una menos. Gabriella Pasqualotto’s trabajaba como animadora en un equipo de cricket de Sudáfrica, pero fue despedida cuando salieron a la luz unos posts que ella había publicado en un «blog secreto» que contaba historias de las animadoras.

En un momento dado de la investigación, se confirmó que en parte había sido contratada para ello, a modo de campaña para el equipo a lo «Gossip Girl», pero que todo se fue de las manos cuando terminó contando aspectos un tanto oscuros de las animadoras y algunos de los jugadores.

4Esto era bastante obvio.

Cameron Jankowski era un trabajador más en una conocida cadena de comida cuando se grabó orinando sobre una ración de Nachos. Su identidad fue revelada por Anonymous.

5Otra de animadoras.

Lo que se pudo haber quedado como la filtración de una foto de una travesura fue a más en el momento en el que un periodista se paró a mirar lo que había dibujado en la cara del chico de la foto.

Caitlin Davis había participado en una broma de pintar a un joven ebrio en la que se encontraban pintadas con mensajes antisemitas y homófobos.

Debido a esto ella perdió su trabajo. Las bromas están bien, si son divertidas para todos.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Crees que hay que esconder la vida privada para que no pueda afectar a la laboral, o que hay que entender que son cosas diferentes? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: BoredPanda