Normalmente todos llevamos más o menos bien aprendidos los modales desde casa (dependiendo de la casa), y esto hace que en los lugares públicos podamos mantener la compostura y una imagen que no desagrade a quien nos vea.

Pero hay ocasiones en las que parece que todo lo aprendido se nos va al garete, o al menos a más de uno. Esto ocurre más veces de las que creemos en un primer momento, como cuando vamos a la playa, cuando la vemos llena de basura que gente ha dejado ahí, en los baños públicos (poco hay que explicar aquí) y… los aviones.

Sí, parece muy absurdo en el momento justo en el que lo lees, pero te adelantamos ya que es cierto. Y lo peor es que no es como en los casos anteriores, que te lo encuentras ya luego del desastre, sino que esta vez hay alguien que aguanta toda esa falta de educación… los azafatos de vuelo.

Hoy os traemos una lista de cosas que según los azafatos responsables de los vuelos de las aerolíneas más reconocidas son las más insoportables, y que las hace mucha, mucha gente.

Ante todo, recordad que los azafatos están ahí para atender a los pasajeros, no como siervos, sino como unos trabajadores más que se merecen su respeto.

Ocupar demasiado espacio en los compartimentos superiores

Lo más recomendable es dejar el equipaje de mayor volumen en el compartimento, y los bultos pequeños bajo el asiento y en el espacio del propio pasajero.

No decir ni “hola”

La tripulación sigue estando conformada por personas, y no quieren sentirse menos que nadie ni que parezca que atienden a robots.

No esperar a que la azafata llegue con una bolsa para tirar la basura

Deberían dejar de meter la basura en el carrito de comida o pedirnos que la tomemos antes de que terminemos de atender al resto de los pasajeros.

Recargar los pies en los asientos de enfrente

No deja de ser el lugar de trabajo de alguien, además de que incomoda al resto de pasajeros.

Preguntar al azafato “¿qué bebidas tiene?” cuando se acerque con el carrito

La variedad de bebidas es muy grande como para ir pasajero a pasajero recitando el menú completo. No es viable, por eso mismo se reparte una carta con las variedades.

No especificar cómo se quiere tomar el té/café

Si se dice al momento de pedir el café o el té si se quiere con leche, azúcar o lo que sea, no te tendrán que ir haciendo las típicas preguntas, que hacen a todo el mundo.

Al menos finge interés en las indicaciones de seguridad

Sigue siendo un esfuerzo que hacen, y cuando se sienten ignorados puede ser muy incómodo.

No responsabilizarse de sus pertenencias

Si llevas una maleta muy pesada, la subes tú.

No quitarse los audífonos cuando la azafata le esté hablando

Si alguien va a atenderte, lo mínimo es que seas educado.

¿Alguna vez has hecho estas cosas durante un vuelo? ¿Qué piensas de todos estos puntos? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Infobae