Las medidas anticonceptivas para prevenir el embarazo ya existían en la mayoría de las sociedades primitivas. Aunque siga habiendo muchos mitos acerca de estas prácticas y precauciones, la mayoría de gente utiliza herramientas para prevenir embarazos, y no solo eso, sino también evitar contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual.

Hay métodos anticonceptivos que tomamos sin tener toda la información al respecto. Esto es una práctica muy peligrosa ya que no nos informamos bien sobre sus efectos secundario y esto puede producir graves consecuencias. Pasa lo mismo con la mayoría de los fármacos, es imprescindible una prescripción médica o al menos, consultar siempre lo que estás tomando.

Tener el control de nuestra etapa reproductiva es algo esencial para tener el poder de decidir cuando quieres tener hijos y cuando no. Pero hay veces que estos métodos pueden tener consecuencias negativas para nuestro cuerpo.

Por ejemplo, la píldora. Esa pastilla que tienes que tomar cada día para regular tu ciclo menstrual que puede tener alguna reacción adversa: náuseas, aumento de peso, dolores de cabeza, acné, cambios de humor, pérdida de la libido, etc. Pero ¿Esta información es totalmente cierta? Hoy vamos a revelar la verdad sobre esto.

La mayoría de las mujeres sufren efectos secundarios por tomar la píldora.

Todos hemos escuchado que la píldora tiene muchos efectos secundarios. ¿Pero realmente es así? Un estudio realizado por el Instituto Karolinska y la Escuela de Economía de Estocolmo encontró que el consumo de la píldora aumenta los problemas de salud (mental y física). Se hizo el estudio con 340 mujeres en las que todas afirmaron que su autocontrol, vitalidad y estado de ánimo era inferior al tomarse la píldora.

El relato de una chica que tomó la píldora

Vicky Spratt es una joven inglesa llevaba desde los 14 años tomando la píldora recomendado por su doctor ya que cuando tenía la regla le duraba unas 3 semanas. Actualmente tiene 29 años.

La chica explica que Estuvo intentado buscar durante 10 años las pastillas con menos efectos secundarios del mercado ya que solía tener mucha ansiedad, depresión y ataques de pánico. Después de estos 10 años, decidió abandonar el tratamiento y dejó de tomar las pastillas. Ahora la joven, relata que está mucho mejor y que desde que no toma las pastillas, no le han vuelto los ataques de pánico.

Más investigaciones

Otro estudio realizado desde Zava, Reino Unido, se estudió a mil mujeres y su conclusión fue que el 80% de las mujeres que tomaban la píldora, sufrían efectos negativos. Aun así, el 66% de las mujeres, ignoró los síntomas y siguió con el tratamiento hasta cinco años pensando que era normal.

Es importante que se dé información actualizada a todas las mujeres que quieren someterse a un tratamiento como es la píldora anticonceptiva. Hay mujeres que no están controlada por los médicos y se la toman como si fueran caramelos.

Es una realidad que la pastilla tiene efectos negativos sobre el cuerpo, y es necesario que se dé siempre toda la información posible para prevenir síntomas tan desagradables como la ansiedad o la depresión.

¿Qué piensas de la píldora? ¿Encuentras que es un buen método anticonceptivo? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).