Para los amantes de la historia, el cine es un arma de doble filo, porque sí, puede ser un buen material complementario (dependiendo de la producción) y desde luego resulta muy entretenido, pero en ningún momento se debe tomar como una referencia principal.

Así es cómo ha ido sucediendo: cada pieza cinematográfica que se basa en la historia toma partes de la versión que se hizo antes que la suya, y de esta manera es cómo se va tergiversando poco a poco la información, como si jugáramos al teléfono, pero haciendo cine.

Obviamente esto no es solo cosa de un par de malas películas, también las leyendas y las historias populares, el arte en general, e incluso las malas ediciones de los libros de texto ayudan a que la confusión sobre determinados hechos históricos aumente cada vez más.

Es por esto que hoy nos hemos decidido por comentar algunos hechos que comúnmente se acaban aprendiendo, por una u otra razón, de forma errónea. ¿Habrás caído en alguna de estas confusiones?

1Los gladiadores no eran necesariamente esclavos

Vale, esta es una de las más claras: en Gladiator vemos cómo el protagonista se hace gladiador por ser esclavo, y muestran cómo todos los gladiadores son esclavos entrenados para matarse unos a otros y luchar para entretener al público.

Pues bien, aunque sí es cierto que en un principio estos eran esclavos y tratados como tal, luego de que las luchas de gladiadores comenzaran a tener fama, los hombres libres también empezaron a entrar en las escuelas de gladiadores.

De hecho, al final no se obligaba la lucha a muerte, e incluso los jóvenes de las clases más altas se apuntaban en busca de fama.

2Los ninjas no vestían como crees

No, los ninjas no iban vestidos con monos o trajes de un solo color, ni negros, ni morados, ni amarillos, ni mucho menos naranja butanero ni eran tortugas con antifaz.

La idea era pasar desapercibidos, no ir camuflándose con paredes concretas, por lo que iban vestidos de la forma más común y menos llamativa posible. A parte de esto, sus métodos de lucha se consideraban poco honrados, ya que se basaban en el engaño y en la baja guardia de la víctima.

3Los espartanos no arrojaban bebés enfermos o débiles a los pozos

En este caso no fue una confusión debida a la creación de contenido cultural, sino que guiándose únicamente de las notas del antiguo escritor griego, Plutarco, se sacó la conclusión de que los bebés débiles y enfermos eran arrojados a los pozos, debido a que no podrían resistir las duras condiciones de vida.

La cuestión es que según los estudios más modernos, esto no sucedía así, o al menos, no de forma sistemática, ya que no se llegaron a encontrar restos infantiles en los pozos, pero sí de adultos, por lo que se considera que lo que sí arrojaban eran enemigos, presos, criminales y esclavos.

4La caza de brujas no se trataba de agruparlas a lo loco y meterles fuego

Para empezar, lo más común era que a las personas acusadas de brujería se las ahorcase; sólo se recurría a la hoguera en casos puntuales y muy concretos.

Además, la caza de brujas comenzó debido a que estas hicieron de chivo expiatorio por la peste negra, luego de que se desatara el pánico en busca de explicaciones, y no se le ocurrió a nadie que igual las condiciones de falta de higiene e insalubridad general pudieran tener algo que ver…

5Las mujeres también podían ser piratas

6

Muchos creen que el aumento de personajes femeninos en las películas de Piratas del Caribe son un gran fallo para la trama, puesto que en la época las mujeres no podían ser piratas, y le achacan este «error» al movimiento feminista, que exige mayor representación en el cine.

Pues bien. No, no es un error, si bien es cierto que no era algo común, debido a las dificultades por ser mujer, pero sí que era posible en algunos casos, y hay constancia de ello.

Se han encontrado referencias a las mujeres piratas en la Historia de Noruega, Inglaterra, Francia y China.

7La esperanza de vida en la Edad Media NO era de 30 años

En realidad, la etapa más peligrosa en la vida de la gente era la infancia, pero las personas que pasaban de los 18 podían vivir tranquilamente hasta los 40, 50, y 60 años.

También está el hecho de que, obviamente, las clases altas vivían bastante más que el pueblo llano.

¿Qué te han parecido estos datos? ¿Te hemos pillado con alguno? ¿Conoces algún otro que no esté ne la lista? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir