«Antes to esto era campo». ¿Cuántas veces te has reído de algo utilizando esta frase? ¿Cuántas veces, a lo largo de tu vida has pensado en la razón que tenía esa expresión?

Cuando somos jóvenes no terminamos de valorar todo lo que tenemos, y tenemos tanta capacidad de adaptación que a penas percibimos los cambios que nos rodean como tal, sino más bien como simples evoluciones de las cosas.

Pero es con el paso de los años que la morriña ataca, y nos ponemos sentimentales con todo aquello que echamos de menos, todo lo que no volverá y todo lo que en algún punto, simplemente se fue, o se quedó donde estaba.

Es por esto que os hemos traído una serie de imágenes, básicamente para que penséis un rato en lo viejos que nos estamos quedando todos y en lo rápido que pasa el tiempo.

1Si fuera a tiempo real.

En teoría, Maggie cumpliría este año sus 33. ¿Habría aprendido a hablar ya?

2Padre e hijo. Mismo jersey.

«Esta navidad fuimos a casa de mis padres, y en la cena mi hijo se manchó su jersey, mi madre fue corriendo a mi antigua habitación y volvió con mi antiguo jersey y la foto. Realmente llevaba tiempo esperando por este momento».

3Esta imagen tiene un olor.

Y por tener, tiene incluso algunos sonidos, un tacto, y muchos, muchos recuerdos.

4Una caja registradora.

Aun funciona, y de hecho la siguen utilizando en un salón de belleza.

5Las tradiciones no están para romperlas.

Ahora la cara de la madre muestra más preocupación que otra cosa… Normal.

6«Mis padres 26 años después»

Diferentes, sí, pero en cierto modo, iguales que siempre. Es lo que tiene encontrar al amor de tu vida.



7La perrita de Soy Leyenda.

Está más mayor, pero sigue siendo una muy buena chica.

8Mismo lugar, diferente generación.

Hay lugares que son especiales cuando eres pequeño, si tienes la suerte de lo sigan siendo con el tiempo, es tu deber compartirlo.

9Una llave secreta.

Una chica encontró una llave escondida tras un tabique durante una remodelación en la casa de sus padres. Si te parece interesante, es el momento perfecto para que te empieces a leer Locke & Key.

10Hay juguetes que no se quedan viejos.

Este padre arregló y restauró su antiguo tractor de juguete para que ahora su hijo pudiera probar su juguete favorito.

11«Es una fase.» «No, son muchas».

¿Por cuántas de estas pasaste?

12«Hoy encontré en mi cartera tres billetes iguales pero de tres generaciones distintas.»

Si lo piensas bien, a veces llevamos un buen trozo de historia en el bolsillo.

13Siempre igual.

«Siempre me he llevado muy bien con mis primos, por eso quisimos recrear una fotografía de mi comunión el día de mi boda. Es la mejor foto de todas.»

14«Mi abuelo era el boticario de su pueblo y aún guarda muchos botes de medicamentos, algunos sin abrir.»

No creemos que esto sea legal si quiera.

15«Hay que ver como crecen.»

Ahora ya no sabrías decir quién es el hermano mayor.

16Un bebé siempre será un bebé.

Al menos para quien lo cuida. Este creció muchísimo en solo un año.

¿Qué te ha parecido la galería? ¿En qué has pensado viendo estas imágenes? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir